En poco más de dos semanas, más de medio centenar de compañías, patronales, asociaciones y consultoras se han adherido voluntariamente al listado con el que el supervisor buscar dar transparencia a los grupos de presión y evitar relaciones improcedentes. De Blablacar al fabricante de Lucky Strike, de la patronal de las petroleras a la de las empresas de terapias naturales, éstas son las entidades que ya figuran en el registro.

La Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) abrió a principios de mes su esperado Registro de Grupos de Interés. Un registro que es voluntario para los propios ‘lobbies’, dado que no existe aún ninguna normativa en España que regule su funcionamiento. Y un registro, además, que es público, así que usted puede revisar día tras día qué grupos de presión con los que trata el ‘superregulador’ se han apuntado en él.

En estas menos de tres semanas, más de una cincuentena de patronales, consultoras, empresas de muy diferentes sectores, asociaciones de todo tipo e incluso algunos particulares individuales aparecen en el listado del registro. Son muchas las consultoras que ejercen labores de lobby las que ya figuran en el listado (MAS Consulting, Llorente y Cuenca, Kreab, Deva, Edelman, Lobby Comunicación, Torres y Carrera…), así como un puñado de profesionales individuales que también desarrollan este tipo de trabajos.

Entre los grupos de interés que voluntariamente se han registrado figuran la patronal de las petroleras, AOP, la de los fabricantes de automóviles, Anfac; la de cadenas españolas de supermercados; la de los fabricantes de productos de alimentación y bebidas, FIAB; la de las empresas de ingeniería Tecniberia; la de las compañías que realizan cogeneración, Acogen; la Confederación Empresarial de Madrid, la Cámara de Comercio de EEUU en España, la asociación de anunciantes… y también la Asociación de Profesionales de Terapias Naturales.

En plena polémica por la regulación de la economía colaborativa, también se han adherido al registro en estos primeros compases la plataforma para compartir coche Blablacar o la Asociación Española de Economía Digital (Adigital), por un lado; y también una de las patronales de las empresas de transporte Asintra y la Organización Empresarial de Logística y Transporte, por otro.

[ver listado completo]

La CNMC, que ya publicaba de manera permanente la agenda de reuniones que mantienen sus consejeros y directivos con empresas, pretende con la creación del registro dar mayor transparencia a la labor que ejercen legítimamente los grupos de interés. La CNMC reconoce la importante contribución de los ‘lobbies’ a su trabajo, pero entiende que se hace necesario exigir que el trato entre ambas partes sea transparente y que existan mecanismos de control para que los ciudadanos puedan conocer cuál es la relación y en qué medida sus actuaciones influyen en la toma de decisiones.

El nuevo registro, según subraya la CNMC, servirá para limitar la posibilidad de “influencias improcedentes” o directamente “contrarias o no alineadas con los intereses generales” por parte de los ‘lobbies’. La adhesión al mismo implica la asunción del Decálogo Ético sobre las relaciones por parte de empresas con miembros de la CNMC (presidente, consejeros, directores y técnicos).