El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha responsabilizado al grupo yihadista Daesh de las explosiones registradas hoy en Bruselas en las que han muerto decenas de personas y ha dicho que se trata de “una especie de cáncer terrorista que se extiende por todo el mundo”.

En una entrevista en la Cadena Cope, García-Margallo ha dicho sentirse “conmocionado” tras conocer las explosiones de la capital belga, al menos dos en el aeropuerto de la ciudad y poco después otra en el barrio bruselense de las instituciones europeas. “Se trata de una acción coordinada en distintos sitios de Bruselas”, ha asegurado el jefe de la diplomacia española, que ha destacado “la sofisticación y el grado de coordinación del movimiento terrorista” al que se enfrenta el mundo. Es, ha dicho el ministro, “una especie de cáncer terrorista que se extiende por todo el mundo”. “Tiene células durmientes que pueden activar en cuestión de segundos. No necesitan una gran preparación, basta que se dé una orden para que actúen”, ha añadido.

Tras recordar la forma de actuar en los últimos atentados de París mediante “comandos muy organizados” y no de “lobos solitarios”, ha explicado que se trata de “una nueva forma de actuar” en la que además los países occidentales que antes no eran el objetivo fundamental, “ahora sí lo son”. “Estamos ante un fenómeno de extraordinaria gravedad, extraordinariamente serio. Cualquier esfuerzo es poco”, ha asegurado García-Margallo. En este sentido, ha recordado que por este motivo España participa en la coalición internacional contra Dáesh, acrónimo árabe del Estado Islámico (EI), y ha subrayado que hace solo tres días se ha incorporado a su grupo central.

El ministro ha apuntado que hay que ser “conscientes” del desafío al que se enfrenta el mundo y ha señalado que por eso le preocupa cuando en España oye “voces críticas” a la participación de España en la coalición internacional contra Dáesh. “Si no somos conscientes del riesgo, el peligro y el desafío, mal le podremos hacer frente”, ha añadido.

En este sentido, el titular de Asuntos Exteriores se ha referido al pacto antiyihadista y ha dicho que espera que Podemos “reflexione y se dé cuenta de que ante las operaciones militares no hay más respuesta que operaciones militares”.

Decenas de personas han muerto y hay numerosos heridos a causa de al menos dos explosiones registradas hoy en el aeropuerto internacional de Zaventem, en Bruselas, que ha sido cerrado, informa el diario belga HLN en su edición digital.

Poco después de este suceso, otra explosión ha causado varios muertos en el barrio bruselense de las instituciones europeas.

Bélgica ha elevado al nivel máximo la alerta por riesgo de atentado terrorista tras las explosiones, según dijo el portavoz del Ministerio del Interior, Jan Jambon. García-Margallo ha explicado que según se vaya estrechando el cerco de los terroristas en lugares como Siria o Irak, éstos se irán desplazando a otros, como Somalia o Libia, un país este último por el que ha expresado una “gran preocupación”. “Mientras no haya un gobierno de unidad nacional no hay posibilidades de actuar. Estoy francamente preocupado”, ha dicho, antes de apostillar: “Se está avanzando a una velocidad y nosotros estamos tocando el violín”.

Por ello, ha apostado por poner “toda la presión” que se pueda sobre el Parlamento y las autoridades libias para que nombren un gobierno que pueda solicitar del Consejo de Seguridad de la ONU una resolución que permita actuar a la comunidad internacional. “La clave es que haya un gobierno legítimo que sea el interlocutor de la comunidad internacional y el legitimado para pedir una resolución al Consejo de Seguridad”, ha insistido el ministro.