Durante los últimos años se ha hecho un esfuerzo por que las nuevas tecnologías lleguen a las clases permitiendo a un público cada vez más amplio formarse en multitud de áreas y disciplinas. Sin embargo, esta incorporación no llega como debería a los programas académicos.

Señalan desde la escuela de programación de Ironhack que un programa de formación desactualizado afecta al crecimiento económico, especialmente al de las startups, uno de los nichos de mercado con mayor proyección. Y esto es precisamente lo que ocurre en las aulas españolas: llegan las innovaciones y nuevas tecnologías, pero no lo hacen al ritmo adecuado. Los temarios no se actualizan al mismo tiempo que evoluciona el sector tecnológico.

Según explica Alberto Betella, lead instructor en Ironhack, no revisar los programas académicos para mantenerlos adaptados a las innovaciones tecnológicas tiene consecuencias: alumnos, empresas y, en definitiva, la sociedad en su conjunto, invierten tiempo, dinero y recursos en futuros empleados que irán a distinta velocidad que la industria y que no podrán atender a sus exigencias, especialmente en un entorno web y móvil como el actual.

Los programas académicos se quedan atrasados, desactualizados respecto a estas innovaciones, remarca Betella, que insiste en que “en la preparación de un temario de ámbito tecnológico no se puede aplicar la misma metodología académica que típicamente se utiliza para impartir disciplinas más canónicas, como matemáticas o literatura. Es necesario que un temario tecnológico este sujeto a interacciones continuas”.

Las principales afectadas por esta falta de revisión en los programas de formación son las startups, que durante la última década han experimentado un fuerte crecimiento, pero que se encuentran ante la difícil tarea de encontrar perfiles que encajen en sus ofertas de trabajo debido a que, a menudo, los recién graduados salen de las universidades sin unos conocimientos prácticos necesarios para incorporarse al entorno empresarial actual.

Por este motivo, Alberto Betalla señala que es imprescindible tener en cuenta las nuevas tendencias y la participación en encuentros y congresos de tecnología, que aportan grandes conocimientos. “En ciudades como Madrid o Barcelona se celebran diariamente meetups, encuentros formales e informales de expertos donde se dan a conocer tendencias de mercado, tanto a nivel nacional e internacional, como local. Por ejemplo, en nuestro caso, el de Ironhack, si en Barcelona las mayoría de las incubadoras y startusp utilizan “Ruby on Rails” para la creación de sus plataformas y servicios web, revisamos nuestro temario académico para que incluya también esta tecnología”.