El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha avanzado este lunes que el Gobierno español está a la espera de que el cubano dé una serie de “pasos administrativos”, que están pendientes, para poder materializar una serie de inversiones en la isla, entre las que se encuentran “nuevos hoteles”.

En rueda de prensa para presentar los datos de inversión extranjera de España durante el año 2015, García-Legaz ha admitido que el volumen de inversión en Cuba “aún es reducido” porque el espacio disponible “no es muy amplio” y está “muy concentrado en hoteles”.

Sin embargo, igual que España goza de un “extraordinario protagonismo comercial” en Cuba, con flujos solo por detrás de China, pero “muy cerca” del gigante asiático, García-Legaz cree que habrá buenas oportunidades de inversión en el futuro, pese a la creciente presencia de EE.UU en lugar.

“La presencia española en Cuba en el sector hotelero es importantísima, de lejos la mayor”, ha explicado el secretario de Estado de Comercio para añadir que, con la apertura de la isla al exterior, “Cuba va a necesitar muchos miles de plazas hoteleras y transformar muchos de los hoteles existentes en los próximos años”, de forma que “hay espacio para todos”.

Más del 90% de las plazas operadas por compañías españolas

Y es que España es el tercer socio comercial de Cuba, después de Venezuela y China. Las empresas españolas gestionan más del 90% de las habitaciones de los hoteles de cinco estrellas y el 60% de los de cuatro de la isla, según datos de Marca España.

Más de diez cadenas españolas cuentan con intereses en Cuba, con Meliá a la cabeza. De ellas, las mallorquinas suman 50 hoteles (20.000 habitaciones). Además, Iberia volará a diariamente a La Habana a partir de junio, ruta que Air Europa también opera.

Cuba superó en 2015 por primera vez el umbral de los 3,5 millones de turistas (+5,3%) y la tendencia de crecimiento se mantiene. España es el sexto país emisor con 107.368 llegadas el año pasado, un 39,2% más que el año anterior.