En ocasiones las campañas publicitarias pueden llegar a ser muy deficientes. Y claro, ¿por qué solo los buenos anuncios se pueden llevar premios? Para eso está Facua, que con su premio El Peor Anuncio del Año, castiga este año a la publicidad más machista.

Facua ha publicado los resultados de su séptima edición del premio El Peor Anuncio del Año. A la cabeza del ranking, el reclamo utilizado por el Mercado Lonja del Barranco de Sevilla. Según este anuncio, el “plan perfecto” para un hombre es que una mujer se tome cinco copas. El mercado gourmet de Fran Rivera y Carlos Herrera retiró esta campaña el año pasado y pidió disculpas después de la denuncia de Facua por su contenido machista.

El Peor Anuncio del Año es un premio convocado por Facua-Consumidores en Acción que cuenta con la participación de los consumidores como jurado, que entre el 11 y el 14 de marzo votaron a través de la web de Facua a su peor publicidad. Un total de 4.288 consumidores participaron dándole la victoria al anuncio del Mercado Lonja del Barranco con un 41% de los votos, arrebatándole el título a Endesa y su campaña Creemos en la energía de este país, ganadora del galardón el año pasado.

En el segundo puesto, y con un 28% de los votos, encontramos la publicidad televisiva de Cillit Bang Cal & Brillo, el producto de limpieza de la empresa Reckitt Benckiser. En sus tres anuncios, la ausencia de hombres se traduce en la presencia de 32 mujeres, nada más y nada menos.

 En el tercer puesto, la campaña Remajas del centro comercial Plaza Mar 2 de Alicante. En esta campaña, el reclamo principal para promocionar las rebajas de verano de las tiendas son los culos manchados de arena de tres mujeres en bikini. Cerrando la clasificación de los cuatro peores anuncios está una imagen de la publicidad de la francesa JCDecaux en el Metro de Madrid, en la que se representa a un hombre leyendo el periódico sentado junto a una mujer que se pinta los labios.