Hace pocos días SABEMOS publicó un análisis en el que se destacaba la importancia estratégica de que MásMóvil comprase Yoigo para poder decir con autoridad que es el cuarto operador integrado nacional. Pues bien, la misma compañía ha enviado este viernes a los medios un análisis de Intermoney en el cual aparecen muy destacadas, precisamente, las ventajas que tendría realizar dicha adquisición.

Sin embargo, la nota de prensa de la compañía no refleja dicha circunstancia. Nada sorprendente si tenemos en cuenta que, como adelantó este viernes ‘Expansión’, Zegona y Yoigo han entrado en conversaciones exclusivas que se cerrarán antes de las próximas seis semanas. Dado que esta opción se ha complicado, mejor centrarse en el resto de apartados positivos del documento.

El informe de Intermoney es muy optimista. Pone un precio objetivo de 27 euros por acción sin considerar ningún cambio radical en el escenario competitivo y asumiendo que MásMóvil va a cumplir con lo que promete. En todo caso, ese optimismo se explica mejor si recordamos que Intermoney y Andbank fueron los coordinadores globales y agentes de estructuración y colocación de la emisión de bonos de 27 millones realizada el pasado junio, con un cupón del 5,5% y vencimiento a 2020.

Lo que no impide subrayar que hay varias cosas muy sensatas en el documento elaborado por Alejandro Refojo. La más importante es que fija el precio objetivo en 27 euros, lo que supone una capitalización muy por encima de los 300 millones, en función de previsiones muy conservadoras. 

Aunque da por buenos aspectos como que MásMóvil consiga alcanzar su objetivo de 2,3 millones de hogares cubiertos con fibra en 2018, cree que la penetración será del 6,2%, parecida a la que tenía Orange en 2014. Además, estima que habrá más posibilidades de captar clientes en poblaciones menos saturadas de más de 50.000 habitantes, como las de su proyecto en Aragón.

Su escenario contempla unos ingresos medios por usuario de 9 euros, de 30 euros en ADSL y de 35 euros en fibra. “Van a tener que hacer un gran esfuerzo comercial, pero su objetivo es aprovechar el segmento del bajo coste y atacar en precios a abonados que no quieren contenidos, en un entorno en el que los tres grandes operadores están elevando sus tarifas”, explicó a SABEMOS el analista.

Nueva emisión

Para Refojo, una de las dudas del segmento, la financiación del plan de crecimiento, está menos en el aire de lo que parece. A su juicio, con la emisión de 27 millones del pasado verano, otra que está punto de anunciarse de 70 millones de euros en bonos de la recién creada filial de banda ancha ligados a proyecto, y la propia caja que se genere entre tanto, se podrían cubrir los 118 millones necesarios para el desarrollo de la red. Pero si no hubiese liquidez, se tendría que acudir a un contrato de financiación por parte del proveedor con condiciones mucho menos ventajosas.

Pero las inversiones del grupo no van a ser sólo éstas. También habrá que captar clientes y no va a ser barato. Recordemos la parte del “gran esfuerzo comercial”. Según Intermoney, MásMóvil deberá gastar 350 euros brutos por cada cliente que firme, un dato muy coherente si tenemos en cuenta que los activos de banda ancha adquiridos son de los más quemados por los mejores comerciales del sector -o los más pesados-, los de Jazztel

Para Refojo hay una ventaja fundamental de no comprar Yoigo: “MásMóvil lleva tanto tiempo comprando que por fin van a tener ocasión de demostrar si pueden digerir y hacer las cosas bien”. Porque, como reconoce el analista, la mayor duda entre sus clientes es el riesgo de integración, la capacidad de sumar todas las piececitas compradas por separado. A su juicio, una gran ventaja es que la compañía ha estado reclutando a profesionales de Vodafone y de Jazztel, como el director de desarrollo de fibra de esta última.

El verano será clave

Un momento clave será el verano, cuando se empiecen a ver los primeros resultados de la nueva estrategia y si la capacidad de conseguir altas se corresponde con los objetivos del grupo. Si se ponen en camino de los 325.000 usuarios de banda ancha previstos para 2018 serán buenas noticias. Si no…

Otro de los aspectos a tener muy en cuenta será la posibilidad de entrar en el mercado continuo. Refojo asegura que la compañía se muestra muy segura de ser capaz de hacerlo a partir del mes de agosto, por más que el año pasado también se mostrasen muy seguros de sus posibilidades. 

¿Qué ventaja tienen ahora? Los cambios en la normativa que permiten la mudanza sin necesidad de hacer recompra previa a los minoritarios. Resuelta esta situación, serán ya capaces de acceder a fondos cuyas normas no les permiten invertir en cotizadas del Mercado Alternativo Bursátil. 

En resumen, un informe relativamente afín y optimista, pero con previsiones conservadoras, que pone el precio objetivo cerca de los máximos de la compañía y muy por encima de los niveles actuales, pero que reconoce las ventajas que hubiera tenido comprar Yoigo, los riesgos de integración inherentes y el enorme esfuerzo que tendrá que hacer MásMóvil para tener una marca y un número de abonados a la altura de su valor.