El barón aragonés, que en la asamblea fundacional del partido se enfrentó al secretario general, es ascendido al puesto que hasta el martes ocupaba Sergio Pascual. El líder morado toma la decisión en solitario y proclama que “se abre una nueva época en Podemos”.

Pablo Echenique será el próximo secretario de Organización de Podemos. Pablo Iglesias ha anunciado este viernes el nombre del sustituto de Sergio Pascual, a quien defenestró el martes de forma fulminante. La dirección del partido tendrá que ratificar el nombramiento de su número tres en la próxima reunión del Consejo Ciudadano, a celebrar el 2 de abril.

Con este movimiento, Iglesias premia la lealtad de quien hace menos de dos años fue su mayor rival interno. En la asamblea de Vistalegre, donde Podemos se constituyó como partido, Echenique presentó su propia alternativa, un modelo de formación más abierto y participativo que el encabezado por Iglesias, que arrasó en la elección interna.

Tras ese episodio, el científico fue virando hasta convertirse en un fiel al secretario general. La campaña de las autonómicas, donde fue el candidato por Aragón, ya evidenció esa buena sintonía. Más adelante, fue asumiendo más responsabilidades orgánicas, como la organización de las primarias estatales, y asumiento prácticamente al 100% los postulados y el discurso de la secretaría general. “Todos hemos aprendido del viaje y nadie defiende exactamente las mismas propuestas que defendió entonces”, ha dicho Echenique al valorar su evolución desde Vistalegre.

Iglesias le ha encargado que elabore un documento para revisar el funcionamiento interno de la organización, que pretende ser más abierto a las bases y a los círculos. “Se abre una nueva época en Podemos”, ha dicho el líder morado, que ha tomado la decisión de este nombramiento en solitario e informando a la vez a todo el Consejo Ciudadano estatal. Ayer llamó al ascendido para ofrecérselo y hoy lo ha comunicado a la plana mayor, que lo refrendará en dos semanas. Íñigo Errejón, que guarda silencio desde la fulminación de Pascual, próximo a él, se ha enterado junto al resto.

“Teníamos que ser muy eficaces, esa eficacia seguramente fue necesaria”, ha dicho Iglesias para explicar el cambio que se propone impulsar en la formación. Podemos nació como una maquinaria electoral para combatir a los rivales políticos y luchar en el maratón de citas electorales del 2015 y ahora parece llegado el momento de repensar algunos de los mecanimos implementados entonces. Echenique lo pilotará.