El fondo Zegona, creado por exdirectivos de Virgin, está en una posición de ventaja para comprar Yoigo, el cuarto operador español. La transacción podría completarse antes del mes de mayo.

“Ahora mismo, la posibilidad de que compre Zegona es del 90%”, señalaron fuentes cercanas a las negociaciones. A diferencia de la otra opción que ha barajado TeliaSonera, Zegona cuenta con un activo imprescindible para cualquier comprador: ninguna duda sobre su capacidad de pagar.

Recordemos que Zegona está inmersa en una espiral de compras forzada ya que tiene el compromiso, ante un grupo de accionistas institucionales entre los que se encuentran Fidelity y Standard Life, de montar un grupo europeo de telecomunicaciones, del que la operadora asturiana era sólo la primera pata. El fondo fue creado por exdirectivos de Virgin para ejecutar una estrategia de ‘comprar-arreglar-vender’ en el sector europeo de las telecomunicaciones. ¿El objetivo? Crear una cartera de activos por hasta unos 4.000 millones de euros, de los que hasta ahora sólo se ha gastado algo más de 600 en Telecable.

La compra de Yoigo no encaja en esta estrategia, en el sentido de que es una operación muy reducida, con una plantilla muy corta y muy externalizada. Pero sí hay sinergias inmediatas y evidentes, como el uso de la red de Yoigo por parte de Telecable. Y, si finalmente Zegona protagonizase la largo tiempo postergada consolidación del cable en el norte, esto mismo podría aplicarse también a Euskaltel y a la gallega R. Yoigo sería esencial para conseguir que estas operadoras redujesen drásticamente sus costes fijos de móvil.

El mayor perjudicado con la compra sería, sin ninguna duda, MásMóvil, que había participado de las negociaciones con mucho más interés del que reconoce en público. “Nunca lo habíamos fijado como un objetivo prioritario”, explicó a SABEMOS una portavoz de la empresa cotizada en el MAB. Sin embargo, en el entorno de las negociaciones aseguran que su interés ha sido constante. 

Si finalmente es Zegona quien compra Yoigo, MásMóvil puede abandonar cualquier aspiración encaminada a convertirla en el cuarto operador integrado. Por número de clientes, marca, activos de fibra, espectro y demás, la combinación entre la cablera asturiana y Yoigo es innegablemente superior, especialmente si llevan a cabo futuras integraciones o si participan de la oferta mayorista de fibra que Telefónica está obligada a dar a sus rivales salvo en 66 ciudades. 

Actualización: En el momento de terminar esta información hemos conocido que Expansión, en su edición del 18 de marzo, publica que Zegona y Teliasonera han llegado a un acuerdo para mantener negociaciones exclusivas durante un periodo de seis semanas, lo que coincide con los plazos que manejaba SABEMOS.