La Consejería de Sanidad lleva tres años de retraso en el pago de las subvenciones y por primera vez desde hace una década se ha puesto en contacto con las asociaciones de afectados.

Madrid es la quinta región europea con más casos de sida diagnosticados hasta 2014, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. La problemática en la capital es alarmante; en tan sólo un año se diagnostican de media más de 500 casos, lo que explica la existencia de multitud de asociaciones de apoyo y prevención. Pero la Comunidad, a través de la Consejería de Sanidad madrileña, lleva desoyendo las peticiones de estos colectivos desde hace diez años, y lo que es peor, lleva un retraso en las subvenciones a este tipo de entidades que supera ya el millón de euros.

¿Cómo se financian estas entidades sin ánimo de lucro? Muchas de ellas reciben ayudas privadas pero la mayor parte proviene de las subvenciones otorgadas por la Comunidad de Madrid en el ámbito de “Ayuda Mutua” y “Asistencial”. Desde que se convocaran en 2013 estas ayudas -cuyo pago se hace efectivo al año siguiente-, las ONG afectadas no han visto un sólo euro. De la misma forma, ni siquiera se llegaron a convocar las subvenciones para 2015 y todavía siguen pendientes las de 2016. El montante calculado por la Administración madrileña para 2014 ascendía a los 54.943 euros, si se suman las convocatorias perdidas hasta el momento, la cifra total ascendería a más de un millón y medio de euros que las entidades nunca han llegado a percibir.

CESIDA Madrid agrupa a las 10 asociaciones encargadas de afrontar esta problemática en la capital. Hace dos semanas denunciaron la situación por la que están pasando y el posible cierre de varias de ellas debido a la falta de fondos. “Sentimos que esta situación es un abandono por parte de la Comunidad de Madrid”, sentenciaba Reyes Velayos, vocal de CESIDA.

“Una vía de diálogo”

Finalmente, el actual consejero de sanidad madrileño, Jesús Sánchez Martos, decidió reunirse el lunes pasado con las plataformas afectadas para buscar una solución conjunta. Del encuentro salió el compromiso de hacer efectivos los pagos atrasados el próximo mes de abril, además de publicar las convocatorias pendientes durante los próximos días.

CESIDA destaca el aspecto “positivo” de la reunión, ya que abre una “vía de diálogo” con el actual Gobierno de Cristina Cifuentes, algo que no fue posible mientras Esperanza Aguirre ocupaba la presidencia autonómica. Desde la entidad explican que son múltiples las ocasiones en las que se han intentado poner en contacto con las autoridades responsables a lo largo de los últimos diez años y que siempre han sido “infructuosas”.

Si realmente se hacen efectivas estas ayudas, algunas asociaciones como el Colectivo San Blas verán su tabla de salvación frente a la quiebra, ya que anunció su cierre en un plazo de tres meses si la Comunidad no hacía frente a sus deudas.

A pesar de la “buena voluntad” percibida por CESIDA Madrid tras las negociaciones, reconocen que todavía queda un poso de “desconfianza” a la espera de futuros acontecimientos. Desde la organización piden “un cambio radical en la dinámica de las convocatorias, resoluciones y los pagos”, para evitar que se repita de nuevo esta situación.

También invita al optimismo el anuncio por parte de la Consejería de Sanidad de la creación de un Observatorio Madrileño del VIH, el Sida y otras ITS, que incluirá tanto a profesionales sanitarios como a las asociaciones de afectados.