Tarde o temprano habrá un nuevo Gobierno en España. Tendrá mucho papeleo pendiente, pero hay cuestiones en las que no se puede perder más tiempo. Según la patronal de empresas tecnológicas, Ametic, la transformación digital es una de esas cuestiones. Para ello ha elaborado un documento en el que recoge cinco acciones que se deben llevar a cabo cuanto antes.

España está casi parada. No solo a nivel político, donde se aprecia muy bien. También a nivel económico. Según Ametic, llevar a cabo -cuanto antes- una serie de acciones es vital porque no habrá crecimiento ni futuro industrial si España no está en el top 20 del índice NRI (Networked Readiness Index) del World Economic Forum y en el top 10 del índice europeo DESI (Digital Economy and Society Index) entre 2018 y 2020.

Desde Ametic aseguran que llevan trasladando este mensaje a la esfera política durante años y, que ahora, les complace verificar que la nueva Comisión Europea ha establecido finalmente la Economía Digital como prioridad. Por eso quieren trasladar al próximo Gobierno una serie de prerrogativas que consideran esenciales, esperando que se adhieran a ellas.

Así pues, asumen como responsabilidad propia el seguimiento y la exigencia de cumplimiento de estos objetivos, que debieran considerarse, según Ametic, como irrenunciables a lo largo de la próxima legislatura.

Sobre Economía Digital

Como señalan en la introducción del documento, España se debe ubicar en el top 20 del índice NRI (Networked Readiness Index) del WEF (World Economic Forum) en 2018, además del top 10 del índice europeo DESI (Digital Economy and Society Index) en 2018.

Por otra parte, se deben implantar las medidas de la Estrategia europea de Mercado Único Digital al ritmo que se vayan decidiendo, optimizando los tiempos de transposición. Asimismo se tendrá que adelantar a 2018 el objetivo de la UE para que el peso de la actividad industrial represente el 20% del PIB español.

Sobre Transformación

En este punto, asumen que hay que desarrollar un programa nacional de transformación digital. Asimismo, creen que se debe poner en marcha a lo largo de 2016 un plan de actuación para toda la legislatura con acciones de concienciación y ayuda para la transformación digital de los sectores productivos de nuestro país más intensivos en empleo y contribución al PIB nacional.

Por otra parte, demandan lanzar como mínimo 10 macroproyectos de transformación digital en España entre 2016 y 2018.

También se debe avanzar en proyectos tractores durante la legislatura con una relevante masa crítica de presupuesto para posicionar al país como referencia internacional en dominios como Smart Cities, Industria 4.0, e-Health o Infraestructuras Inteligentes de transporte.

Esta transformación digital alcanza a la propia administración, para la cual Ametic propone, entre otras acciones, lograr una administración electrónica completa y sin papeles antes de finales del 2020, además de habilitar la figura del “Chief Innovation Officer” y/o del “Chief Digital Officer” en todas las administraciones públicas. O limitar a un máximo del 50% el peso del criterio precio en las licitaciones para contratar servicios TI por parte de las Administraciones Públicas.

Sobre Talento

Aquí esperan que se potencien las vocaciones STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) entre los jóvenes, impulsando sus competencias tecnológicas e incorporando desde la educación Primaria las oportunas asignaturas.

También creen que es urgente una reformulación de la Formación profesional (FP) y la formación universitaria que resuelva el actual desajuste entre la demanda de las empresas y la oferta de profesionales procedente del sistema educativo español. Para ello, se deberían habilitar medidas fiscales y/o económicas que incentiven la colaboración Universidad-Empresa y la formación dual.

A su vez, proponen el establecimiento por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de un observatorio específico del empleo TIC por su peculiaridad y por su importancia transversal a todos los sectores productivos.

Sobre Innovación

Aquí hay una medida muy clara: incrementar la inversión de I+D+i al menos hasta el 3% del PIB. Además, unificar la gestión de todos los esfuerzos de I+D+i en una única agencia estatal, CDTI, mandatada por los Ministerios con competencias sectoriales. A pesar de ello, la política de I+D+i seguiría siendo competencia de los diferentes Ministerios mientras que la gestión debería quedar “encomendada” a CDTI (ventanilla única de solicitud, de evaluación, de resolución, de justificación).

También cree que se debe elevar la deducción fiscal por proyectos de innovación tecnológica (recomendable hacerlo como mínimo hasta un 18%). Y la Compra Pública Innovadora deberá alcanzar el 3% de la inversión nueva de las AAPP. Además de generar “hubs” tecnológicos de excelencia altamente competitivos.

Sobre Industrialización

Este apartado requiere de acciones tecnológicas. Por ejemplo, definir un plan que permita la liberación del segundo dividendo digital en línea con los términos y calendarios que defina la Comisión Europea. También, crear las condiciones que permitan favorecer la inversión en infraestructuras de telecomunicación (comunicaciones móviles, comunicaciones fijas, broadcast, satélite,…) garantizando una infraestructura de primer nivel en el país. 

A nivel legislativo se pide avanzar en la implementación efectiva de la Ley 9/2014 General de Telecomunicaciones.