En el sistema bancario español subyace una guerra entre los competidores por conceder un número creciente de créditos. Mejor dicho, entre prácticamente todos los competidores, ya que el grupo Banca March se desentiende de esta pugna y apuesta por contener precisamente ese negocio mientras incrementa el cobro de comisiones por sus actividades de banca privada y corporativa.

Con unos tipos de interés al 0%, las entidades financieras tienen que pelear hasta sangrar y reducir los márgenes que obtienen en la concesión de créditos. Por un volumen de activos sostenible en un entorno tan competitivo, los bancos son capaces de todo; hasta están dispuestos a asumir pérdidas.

“Muchas de las operaciones que se están haciendo en estos momentos tienen unos diferenciales extremadamente bajos. En muchas ocasiones, esos diferenciales difícilmente pueden cubrir los costes del crédito”, ha asegurado el consejero delegado de Banca March, José Nieto de la Cierva.

Durante la presentación de resultados del grupo de la familia March, Nieto ha explicado que la compañía no se va a enfangar en esa pelea, dado que el cobro de intereses sólo supone un 34% sobre el margen bruto de la entidad, frente al alrededor del 75% de otros bancos.

José Nieto de la Cierva ha afirmado que hay bancos que no cubren el coste del crédito con los diferenciales que cobran

De hecho, en los resultados de 2015 el cobro de comisiones (167 millones de euros) ha estado cerca de igualar al margen de intereses (180,9 millones). Mientras el primero se ha anotado una subida del 29,6%, el segundo ha descendido un 13,7% como consecuencia de los bajísimos tipos de interés y de la erosión de la rentabilidad que conlleva el dinero gratis.

“No estamos en la guerra del activo”, ha reiterado Nieto. “Tenemos un modelo de negocio que nos permite seguir creciendo en banca privada y en banca de empresas sin prestar dinero”, ha añadido.

Ese modelo consiste en el cobro de comisiones a los clientes de banca privada y empresarial por el asesoramiento y las gestiones de inversión que realiza la entidad.

El crédito le reporta un tercio del margen bruto a Banca March y la prudencia en la concesión de préstamos se va a mantener, tal y como ha adelantado el consejero delegado: todas las operaciones que va a realizar Banca March en este sentido “van a tener rentabilidad por sí mismas” y no se va a conceder crédito por debajo del coste.

Nieto, quien ha descartado el crecimiento del perímetro de la compañía para adaptarse a la presión en la rentabilidad de la actividad crediticia, ha detallado en rueda de prensa los motivos por los que el hólding ha registrado en el último ejercicio un beneficio menor que el de 2014.

Resultados financieros

Banca March ha ganado en el último ejercicio 100,8 millones de euros, un 12,3% menos que en 2014.

Además de la reducción en el margen de intereses ya comentada, detrás del descenso en las ganancias está la venta de un 5% del capital de Corporación Financiera Alba, el brazo inversor de la familia March, que poseía el grupo. La reducción de la participación a un 23,9% ha provocado que hayan decrecido los ingresos obtenidos por esta vía.

El cobro de comisiones ha mejorado un 29,6% como consecuencia de la captación de clientes. En concreto, la división de banca privada ha registrado un aumento del 17,5% en su cartera de clientes. En total, el volumen de negocio de este segmento ha crecido un 16,5%.

Nieto ha destacado que el ratio de morosidad ha caído al 3,96%, con lo que se ha consolidado como “el más bajo del sector”. También son notablemente mejores que la media los ratios de solvencia (19,2% de Tier 1, frente al 12,4% del mercado) y de liquidez (115,2% de depósitos sobre créditos, frente al 95,55% del sector).