El primer Boeing 787 Dreamliner de Air Europa ha aterrizado este miércoles en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas tras el vuelo de entrega sin escalas de 6.643 kilómetros realizado desde la planta de ensamblaje de Boeing en North Charleston, en Carolina del Sur.

El avión ha sido recibido con el tradicional acto de bienvenida, en el que los Servicios de Salvamento y Extinción de Incendios se han desplegado a ambos lados de la pista y han lanzado sendos chorros de agua para formar arcos al paso de la aeronave.

El avión, que en breve cubrirá la ruta Madrid-Miami, es el primero de los 22 B-787 que la compañía irá incorporando de forma progresiva a su flota hasta 2022. Se trata del primer avión comercial que se fabrica en un 50% con materiales compuestos, más resistentes y ligeros que el aluminio y que garantizan, junto a sus sistemas avanzados, sus nuevos motores y una aerodinámica moderna, un rendimiento incomparable en cuanto a consumo de combustible se refiere; así como un excepcional rendimiento medioambiental al generar menos emisiones que cualquier otra aeronave de tamaño similar.

El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, acudió el pasado lunes a la planta de ensamblaje de Boeing en North Charleston para firmar la entrega del primero de los B- 787 de Air Europa y, tras destacar las importantes ventajas operativas que la aeronave supone, aseguró que su entrega ha supuesto “un nuevo capítulo en la historia de la compañía”.

La renovación y ampliación de la flota de Air Europa es uno de los ejes estratégicos en los que se basa el plan de expansión en el que está inmerso la aerolínea y que incluye también la apertura de nuevas rutas, nuevas frecuencias y la mejora de los servicios a bordo.