La aerolínea inició el año pasado la incorporación de nuevos pilotos por primera vez en once años (y, con carácter general, con un tercio del salario actual). Anunció que contrataría 120 pilotos, pero finalmente fueron 170 y ahora se amplía la oferta a otros 50 pilotos más.

Iberia vuelve a crecer. La compañía ha recuperado ya todas las rutas que cerró antes de su reestructuración y prepara nuevas conexiones intercontinentales, tanto en Latinoamérica (mercado en el que es líder global) como ahora también hacia Asia. Y tras pactar las nuevas condiciones laborales con la plantilla, también se lanza a las contrataciones para cubrir sus renovadas necesidades de personal.

Iberia anunció el pasado junio el inicio de su primer proceso de contratación de pilotos en once años. Entonces, la filial del holding IAG desveló sus planes de contratar 120 pilotos que se irían incorporando a lo largo de dos años. Pero esos planes se quedaron cortos, y ya el año pasado se acabaron contratando 170 comandantes y ahora la compañía anuncia una ampliación de la oferta con la incorporación de otros 50 pilotos más. Los 120 iniciales se han convertido en 220 pilotos contratados.

Con carácter general, las nuevas condiciones laborales contempladas en el convenio colectivo implican que los nuevos pilotos serán contratados con un sueldo de entre 35.000 y 40.000 euros al año, y pasarían a sustituir a copilotos de vuelos de corto radio que cobran entre 120.000 y 130.000 euros al año. Los nuevos empleados entran pues como copilotos de corto recorrido, para lueg pasar a ser copiloto de largo radio y posteriormente comandante de corto y más tarde comandantes de vuelos de largo radio, siguiendo la progresión habitual en el escalafón.

En un acuerdo histórico, la compañía pactó en febrero de 2014 un nuevo marco que contemplaba la congelación salarial de los pilotos y a partir del próximo año que las subidas se vinculen a los resultados, la recuperación de parte del recorte salarial aplicado anteriormente y un incremento del 35% de las horas de vuelo, entre otros aspectos de mejora de la productividad.

“Las nuevas rutas y el crecimiento de la compañía, junto con la llegada de la nueva flota y la progresión de pilotos de categoría o de flota, requiere unas necesidades adicionales de tripulantes”, explica la compañía en un comunicado. La nueva oferta laboral para 50 pilotos adicionales está abierta hasta el 20 de marzo.

Se buscan azafatos de origen chino y japonés

En paralelo, Iberia ha abierto un proceso de selección para contratar azafatos (tripulantes de cabina de pasajeros, TCP) con los que cubrir las necesidades especiales que tendrán las rutas que la compañía pretende abrir este año con Tokio y Shanghai.

Los planes de Iberia pasan por que entre los candidatos a operar esos vuelos como azafatos no sólo haya tripulantes que conozcan el idioma de los dos nuevos destinos asiáticos, sino que se busca también a candidatos de origen chino y japonés para que conozcan de primera mano la cultura de ambos países. Estas convocatorias estarán en vigor hasta el 21 de marzo, en el caso de la ruta a Tokio, y hasta el 31 de marzo, para los vuelos a Shanghai.