Los pagos móviles se presentan como el futuro y algo revolucionario desde hace ya algunos años, sin embargo, ahora que por fin han llegado parece que se usan menos de lo esperado. Por ejemplo, en España, solo el 8% de los consumidores elige pagar a través del móvil.

Ni pagos móviles, ni tarjetas de crédito, los españoles prefieren pagar en metálico. A pesar de que ya se pueden realizar pagos a través del móvil gracias a que diferentes bancos y operadoras han puesto en marcha varias aplicaciones, a la espera de que aterrice el tan esperado Apple Pay, lo cierto es que su uso en nuestro país es mínimo.

La mayoría de los consumidores españoles (77%) elige el dinero en metálico como forma de pago preferida, un 56% se decanta por el uso de las tarjetas de débito y un 51% por las de crédito. ¿Y los pagos móviles? ¿Es que nadie utiliza los pagos móviles? Sí, pero solo un 8% señala este modo como la mejor opción, según se recoge en el Informe Total Retail 2016, elaborado por PwC.

Esta cifra sitúa a España por debajo de la media mundial (12%) en cuanto al uso del smartphone como herramienta de pago. Pero que no cunda el pánico, porque si aquí no llegamos a ese porcentaje, en otros países de nuestro entorno ocurre exactamente lo mismo: en el Reino Unido (6%), Alemania (6%) y Francia (8%) nos igualan e incluso están por debajo en cuestiones de pagos móviles. Donde sí llegan a la media es en Italia, donde un 12% de los consumidores se decanta por este modelo de pagos.

Puede que en España no se utilice en la actualidad como herramienta de pago el móvil, pero ante la pregunta de que si se cree que el smartphone conseguirá consolidarse como medio de pago entre los consumidores españoles, un 33% cree que sí, cerca de lo que opina la media mundial (34%), y por encima de los países vecinos.

¿Cómo son quienes usan los pagos móviles?

Según el informe, que realizó más de 23.000 entrevistas a consumidores entre los que se encuentran más de 1.000 españoles, son aquellas personas que tienen entre 24 y 45 años las más propensas a utilizar el móvil para realizar pagos. Entre los usuarios que pertenecen a esta franja de edad, el uso del smartphone como medio de pago preferido aumenta en cuatro puntos hasta alcanzar el 12%. Además, también aumenta el porcentaje de consumidores que piensa que este dispositivo acabará por convertirse en la herramienta de pago más importante, hasta un 42%.

Concretando un poco más, es entre los hombres de 34 a 45 años donde mayor popularidad tiene la opción de pagos móviles, pues hasta un 14% de estos consumidores elige su teléfono como medio de pago, mientras que en el caso de las mujeres pertenecientes al mismo rango de edad el porcentaje es del 9%.

Los chinos sí que son de pagos móviles

Dejando un poco de lado España y fijándonos en el uso que se hace de los pagos móviles a nivel global, hay que decir que el smartphone como método de pago está en auge en los mercados emergentes, y sobre todo en China.

En el país asiático un 32% de los consumidores señala el móvil como su medio de pago preferido, mientras que son los sistemas de pago electrónico (71%) y las tarjetas de crédito (62%) los medios de pago más populares. Aquí, a diferencia de lo que ocurre en España, el porcentaje de aquellos que prefieren optar por el dinero en metálico cae hasta el 57%.

Además, del informe se extrae cómo ha habido un aumento significativo del uso del móvil entre los consumidores chinos como herramienta de pago, pues si en 2014 solo un 18% había realizado pagos a través del smartphone, en 2015 esta cifra asciende hasta el 43%.