La textil sueca superó en número de aperturas al gigante español en 2015. Sólo en este año inaugurará 95 tiendas más que Inditex.

El liderazgo de la industria textil está más disputado que nunca con dos grandes compañías internacionales en la lucha por el primer puesto. La expansión a nivel global se ha convertido en la meta de una carrera de fondo que por el momento encabeza H&M, cuyo volumen de aperturas supera de largo a sus dos principales competidores: la española Inditex y la estadounidense Gap. Según los datos del portal especializado modaes.es, el grupo sueco puso en marcha 413 locales durante 2015, lo que supone un crecimiento del 11,7%, hasta alcanzar los 3.924 comercios por todo el mundo.

Actualmente, el principal foco de negocio para H&M se encuentra en China y Estados Unidos. Sin embargo, el gigante sueco de la distribución no se conforma y prevé extender su influencia por Nueva Zelanda, Chile y Puerto Rico durante este ejercicio. La misma estrategia que Inditex, que consolidó su presencia a nivel internacional con la apertura de 330 nuevos negocios en 2015, dónde destacaron sus inversiones en China, México y Rusia.

Si el año pasado supuso un cambio en la cabeza del ranking de la distribución, en 2016 parece que se mantendrá la tendencia: H&M ya ha anunciado su intención de abrir 425 tiendas, mientras que Inditex prevé una cifra de aperturas similar a la de 2015. Aumenta la brecha entre ambos gigantes, aunque Inditex continúa siendo la compañía que más factura, con un volumen de ventas de 20.900 millones de euros. Muy cerca se encuentra la textil sueca, cuya facturación ascendió un 19,44% respecto a 2014, hasta alcanzar los 19.493 millones de euros.

Por otro lado, la empresa de Pablo Isla supera con margen en rentabilidad a la compañía sueca. En 2015, Inditex registró un aumento del 15% en su resultado neto, hasta alcanzar los 2875 millones, mientras que H&M experimentó un crecimiento de tan sólo en 5%, hasta alcanzar los 2.252 millones netos.

¿Qué tendrá China?

Si algo tienen en común los planes de futuro de ambos gigantes de la distribución es que China continúa siendo su mercado estratégico. El país asiático supone la principal fuente de ingresos de H&M en el continente –que cuenta con 353 locales allí-, con un volumen de facturación que alcanza los 1.137 millones de euros. Por su parte, los productos de Inditex se venden en 500 locales comerciales de China, repartidos en 63 ciudades diferentes. “Va a continuar siendo estratégico en nuestros planes”, sentenció el presidente de la compañía, Pablo Isla, sobre el papel del coloso asiático de cara al futuro.

Otro punto en común es Latinoamérica, aunque en este caso la matriz de Zara centra su expansión en México y H&M se orienta más a Chile y Puerto Rico.

Sin embargo, el resto de proyectos logísticos de ambas multinacionales difieren completamente; el grupo español mantiene su interés en Rusia como mercado emergente, mientras que la compañía sueca tiene su mirada puesta en Nueva Zelanda.