Siempre he sospechado que a la mayor parte de los machos nacionales no les interesaba lo más mínimo la organización de las vacaciones y mira por donde, resulta que estaba equivocada. Por lo visto, solo es al 40% de hombres españoles a los que les da igual el tema de reservar los viajes y escapadas… O eso es lo que vienen a decir los resultados de una encuesta realizada por el buscador Jetcost.

Casi una de cada tres parejas deciden de manera conjunta dónde viajarán, siendo ellas las que normalmente se encargan de la parte tediosa, esto es: reserva, pago, documentación, etc., y dedicándose ellos a lo fácil, lo bonito: viajar con todo organizado. En esto de los viajes los hombres nos han salido cuando menos perezosos, ya que solo el 6% lo organizan todo ellos solitos.

Y no vayamos a pensar que esto de que sea la fémina la que se lo organice todo les molesta una barbaridad, no. Del 40% de hombres que no participan en el proceso, parece ser que el 69%, está totalmente satisfecho con la situación, al parecer porque la reserva de las vacaciones les resulta estresante, o bien son más propensos a que se les pasen los plazos de pago, o no les gusta tomar decisiones; que no lo digo yo, que lo dice la encuesta. No vayamos a pensar que yo quiero dejar en mal lugar a tan aguerridos viajeros. La evolución de la especie nos obliga a decirle adiós al mítico cazador-recolector y darle la bienvenida a la decisora-reservadora.

A la pregunta “¿Quién toma las decisiones a la hora de reservar las vacaciones familiares o en pareja?” Un 40% de las mujeres encuestadas respondieron que son ellas las que toman las decisiones sin que sus medias naranjas participen en el proceso; el 31% contestaron que la decisión era tomada en pareja; el 11% que son ellos los que toman la decisión pero interviniendo ellas; y el 6% restante, afirmaron que eran ellos solos sin la intervención de ellas. Además, al 49% de las mujeres encuestadas que se encargan de la planificación y reserva de las vacaciones desearían que sus parejas se involucraran más en el proceso.

En el resto de Europa esta situación no es muy diferente si exceptuamos los casos de Italia y Alemania, ya que la mayoría de las mujeres británicas (34%), francesas (55%) y portuguesas (44%) reservan las vacaciones sin la intervención de ellos. Alemania es el único país que rompe la norma, siendo principalmente los hombres los que reservan sin intervención de las mujeres (en un 47% de los casos); e Italia que destaca en igualdad (por lo menos a la hora de reservar las vacaciones) puesto que el 46% lo hacen de manera conjunta.

Antoine Michelat, cofundador de Jetcost ha dicho: “Hemos descubierto una brecha real entre sexos en la planificación de las vacaciones gracias a esta encuesta. Que un 40% de las mujeres españolas tomen la decisión de las vacaciones completamente solas sin su pareja, comparado con sólo un 6% de los hombres es una diferencia asombrosa. La planificación de vacaciones parece ser que en España está visto como trabajo de las mujeres. En cualquier caso, si ambas partes están felices con eso, no hay problema, pero es importante que todo el mundo tenga voz y voto y que ambos pasen un buen rato planificando sus próximas vacaciones juntos. Estoy seguro de que habrá muchas mujeres que desean tomar un descanso y muchos hombres que quieran involucrarse más”.

Si algo podemos sacar algo en claro de todo esto, es que los destinos y agencias harán bien en dirigir sus acciones de marketing y publicidad principalmente al público femenino, por lo menos en España.

No voy a entrar a juzgar el proceso decisional de algunas parejas, no soy quién. Sí afirmaré que el famoso “lo que tú quieras” es un arma de doble filo que puede sacar a la luz conductas pasivo-agresivas cuando el que hace tal afirmación después no está satisfecho con la decisión que tan gentilmente ha delegado en otra persona. ES el motivo por el que las decisiones más relevantes es siempre mejor consensuarlas, así, si el resultado no es del gusto de ambos, la responsabilidad recae sobre la pareja, no solo sobre uno de sus miembros.