Coches de los años 60, barbies de los 50, alfombras orientales fabricadas a mano en 1900, botellas de whiskey de los 70 y hasta una gorra firmada por Michael Schumacher, esta es una pequeña muestra del catálogo de la casa de subastas online Catawiki que, a finales de 2015 conseguía establecerse en España tras cerrar una importante ronda de financiación.

Cada viernes en Catawiki salen a subasta unos 200 nuevos lotes de productos por los que los usuarios pueden pujar partiendo del precio mínimo de 1 euro. Cualquier artículo no es válido para esta plataforma, pues teniendo en cuenta que se encuentra orientada a un público coleccionista los objetos que se pueden encontrar aquí antes han tenido que ser considerados válidos por el equipo de subastadores de Catawiki, que desde noviembre de 2015 también cuenta con varios españoles en su plantilla.

Pero antes de llegar a España, hay que hablar de Holanda, donde los fundadores de la compañía “crearon una plataforma para catalogar los cómics de los coleccionistas holandeses”, cuenta Alejandro Sánchez, director general de Catawiki en nuestro país. Una vez puesta en marcha esta idea decidieron incluir nuevas categorías.

Desde entonces han tenido un crecimiento espectacular que les ha llevado, tras su última ronda de financiación, a instaurarse en países como España e Italia. Así ha explicado el director de la compañía en España las características de Catawiki y cómo ha sido ese proceso de expansión:

¿Qué ha llevado a Catawiki a desembarcar en España?

En los últimos años nuestro modelo de negocio ha funcionado muy bien y hemos tenido un gran crecimiento en Europa, lo que llevó a la compañía a lanzar una ronda de financiación para expandirse. Se vio entonces que había algunos países, como España, en los que el nivel de interés sobre las subastas era muy alto.

Ya en verano de 2014 la plataforma se tradujo al español, pero no ha sido hasta noviembre del pasado año cuando se ha formado un equipo de Catawiki en España.

¿Cómo es el perfil de vuestros usuarios y qué es lo que encuentran en Catawiki?

El perfil inicial del usuario es el de un coleccionista. Nuestro único modelo de comercio electrónico es la subasta, no alojamos ninguna tienda y por lo tanto los productos no se compran, solo se subastan.

En la plataforma, donde al mes recibimos unos 12 millones de visitantes, pueden encontrar 80 categorías, entre las que destacan las más clásicas como pueden ser las de monedas, sellos o coches clásicos, aunque también existen otras como las de arte, curiosidades, juguetes u objetos científicos que también tienen su público. A la semana se subastan 28.000 artículos.

¿El objeto subastado por el que más se ha pagado?

Un Porsche de una serie muy perseguida por el que se pagaron unos 160.000 euros.

¿Cómo podemos saber qué los artículos subastados son auténticos?

Una de las características más importantes que se puede destacar de Catawiki es que todas las subastas se encuentran supervisadas por nuestros expertos, que son quienes realizan la tasación y velan por que todo se lleve a cabo correctamente. Contamos con 150 expertos, entre los que se encuentran algunos españoles.

Además, en la plataforma también se puede ver como los vendedores suelen ser clientes recurrentes que tienen un histórico de valoración. Pero si en algún momento se detectase algún error se puede llegar a deshacer la transacción.

El precio del que parten todas las subastas es 1 euro, pero ¿existe la posibilidad de que un vendedor exija un precio mínimo más elevado?

Esto depende un poco de la categoría. Todas las subastas comienzan por 1 euro, hasta los Ferraris, de manera que todos los pujadores se pueden sentir dueños del producto, sin embargo sí que es cierto que el vendedor puede establecer un precio de reserva a partir del cual se efectúa la venta. Si la puja no supera la cantidad fijada la subasta no es válida, aunque el artículo podrá subastarse de nuevo más adelante.

¿Cómo se garantiza el pago y entrega de los productos subastados?

Las transacciones son muy seguras. Catawiki recibe el dinero directamente del comprador, entonces avisa al subastador de que se ha realizado el pago y se produce el envío del producto. Una vez que el comprador ha recibido el paquete se hace el ingreso al vendedor.

Las subastas además son sometidas a supervisión notarial, lo que arroja confianza sobre la plataforma.

¿Cuál es el modelo de negocio de Catawiki?

Participar en las subastas no tiene ningún coste, ni para el vendedor ni para el comprador. Solo en caso de que se efectúe la venta del producto se cobra una comisión estándar del 9% al comprador y del 12,5% al vendedor, aunque esto puede variar dependiendo del producto y el precio.