Lufthansa Group asegura que sus ventas directas se han incrementado desde que aplica su nueva estrategia de distribución, por la que cobra un recargo de 16 euros a aquellas reservas realizadas a través de los sistema globales de distribución (GDS), y con la que conseguido “más progresos que en los últimos cinco años”.

El grupo aéreo alemán –que incluye Lufthansa, Austrian Airlines, Brussels Airlines y SWISS– cobra desde el pasado 1 de septiembre un recargo de 16 euros por billete (equivalente a 6 euros por reserva -booking-) a todas las compras de billetes de avión a través de GDS de cualquiera de sus aerolíneas, salvo Eurowings.

“Gracias a nuestra iniciativa, hemos conseguido más progresos con las conexiones directas B2B en los últimos seis meses que en cinco años”, ha afirmado el vicepresidente ejecutivo de ventas y responsable del ‘hub’ de Frankfurt, Jens Bischof.

Lufthansa, que anunció en junio de 2015 su nueva estrategia, señala que la cooperación con partners tecnológicos, el desarrollo de conexiones directas con socios B2B y los nuevos datos de distribución, son “factores clave” para posicionar con éxito su oferta.

“El factor más significativo es la creciente presencia de nuestros productos de alta calidad en los canales de distribución B2B, que ahora ofrecen más información”, explicó el directivo.

Coincidiendo con la ITB de Berlín, el grupo ha lanzado un proyecto piloto basado en un nuevo estándar de datos de la IATA, New Distribution Capability (NDC). Este sistema permite proporcionar más información sobre los productos y las opciones disponibles en el momento de la reservas, así como en las ventas B2B, a través de un formato de datos más eficiente.

En conversaciones con Tui y Thomas Cook

Como alternativa a los canales de reserva existentes, algunos socios de distribución B2B ya ha puesto en marcha sus respectivas inferfaces para la venta de billetes del grupo, conectando de forma directa con el propio sistema de reservas de Lufthansa, ‘Direct Connect’.

Lufthansa ha firmado acuerdos con el touroperador alemán Bucher Reisen, con Voturs, con la mayor mayorista de billetes de Alemania, AERTiCKET, y con la cadena independiente de agencias de viajes, Lufthansa City Center, que está en fase de prueba y cuyas primeras conexiones se prevén para finales de marzo para ampliarse a 300 oficinas.

En cuanto a los touroperadores, el grupo alemán confirmó los planes de TUI para el desarrollo del canal de distribución alternativo y la adquisición de vuelos a través de conexión directa y estar en conversaciones con Thomas Cook.

El grupo está desarrollando un canal directo para el mercado de los viajes de negocio, ‘Direct Connect Solutions’, con empresas internacionales. No obstante, pueden realizarse reservas a través de la web del grupo y transferir la información a sus propios sistemas de facturación, gracias al software desarrollado por Traxo.