La significativa recuperación de los precios del petróleo en las últimas semanas no representa necesariamente una evidencia de que lo peor haya pasado, aunque hay signos de que los precios “podrían haber tocado fondo”, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

La agencia adscrita a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) considera que “puede haber luz al final de lo que ha sido un largo y oscuro túnel” para los precios del crudo, pero advierte de que no puede garantizarse que el mercado petrolero alcance el equilibrio en 2017.

En favor de la recuperación de los precios del petróleo, la AIE señala factores como el posible acuerdo entre países productores para controlar la oferta, los cortes en el suministro en algunos países, los signos de recortes en la producción ajena a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), así como el mantenimiento de las previsiones de demanda de petróleo y la reciente debilidad del dólar.

La actual dirección es la correcta, pero aún falta un largo viaje“, afirma la AIE en la última edición de su boletín mensual, donde apunta que a falta de una aumento de las expectativas de consumo de petróleo, los productores con los costes más elevados seguirán soportando la peor parte de la corrección del mercado.

Menos oferta

En este sentido, las últimas estimaciones de la agencia señalan que la oferta de crudo se redujo en febrero en 180.000 barriles diarios en febrero, hasta 96,5 millones de barriles diarios (mb/d) a consecuencia de una menor producción por parte de la OPEP y de los países ajenos al cártel.

En el caso de los países de la OPEP, la oferta de crudo descendió en febrero en 90.000 barriles diarios, hasta 32,61 mb/d, ante la bajada detectada en Irak, Nigeria y Emiratos Árabes, mientras se observó un aumento significativo de la producción en Irán. En el caso de Arabia Saudí, la oferta se mantuvo estable. No obstante, la producción se mantiene 1,8 mb/d por encima de los niveles de un año antes, ya que el descenso observado entre los productores ajenos a la OPEP fue más que compensado por la oferta procedente de los países de esta organización.

“La atención está sobre los países fuera de la OPEP para ver si la producción de mayores costes está bajando”, apunta la agencia, que ve signos de que “ya está ocurriendo”. De este modo, la AIE prevé que la oferta de crudo de EEUU bajará este año en 530.000 barriles diarios y ha recortado además sus perspectivas para Brasil, Colombia y otros países.

“Para los países fuera de la OPEP esperamos que la producción baje en 750.000 barriles diarios, frente a los 600.000 barriles previstos hace un mes”, estima la AIE, que aprecia claros signos de que “la magia” de las fuerzas del mercado está haciendo reducir el suministro a los productores con mayores costes.

Mucha menos demanda

Sin embargo, la AIE advierte de que el crecimiento de la demanda de petróleo experimentó una “fuerte desaceleración”, particularmente en EEUU y China, lo que rebajó a 1,2 mb/d el crecimiento del consumo en el último trimestre de 2015, muy por debajo del aumento de 2,3 mb/d del trimestre anterior. Para el conjunto de 2016 la AIE prevé que la demanda crezca en 1,2 mb/d.

“Nuestra opinión es que la demanda de los mayores mercados mundiales será plana en 2016, aunque si los precios mantuvieran su reciente tendencia al alza podría registrarse una mayor debilidad”, apunta la AIE, que espera que la mayor parte del crecimiento del consumo de petróleo en 2016 corresponderá a la India y otras economías asiáticas y de Oriente Próximo ajenas a la OCDE. “Las bases para el crecimiento de la demanda global son sólidas, pero no tanto como una roca”, concluye la agencia.