El Congreso de Periodismo de Huesca ha cerrado sus puertas con un arrollador éxito de crítica y público. Cientos de personas abarrotaron el Palacio de Congresos oscense y miles más siguieron las sesiones a través de Internet. Aquí van algunas de las cosas que SABEMOS ha aprendido de sus compañeros.

  1. Todo el mundo en la profesión, o al menos todos los presentes en el Congreso, odian a ‘OKdiario’. Salvo, quizá, los redactores de ‘OKdiario’. Y nadie está seguro tampoco de eso. No hemos visto nada igual. El responsable de marketing de la publicación, Guillermo Valls, se llevó todos los golpes posibles durante su intervención. Abucheos entre el público, aplausos a quienes, desde la audiencia, les acusaban de comprar tráfico de maneras oscuras o de ser “una gran máquina de fango”. Si la sesión en abierto fue tensa, los corrillos fueron demoledores. Y después de unas cervezas, aún más.

 

  1. En realidad, Valls se llevó muchas de las collejas que el público le tenía guardadas a Eduardo Inda.

 

  1. Pese a quien pese, son el elefante en la habitación, el Donald Trump del periodismo español. Su crecimiento en tráfico, cualesquieran sean sus métodos, ha sido tan espectacular que ha sonrojado a un sector acostumbrado a crecer algo más despacio. No sólo es que Inda haya pasado a Pedro J. Ramírez y ‘El Español’, es que va a por ‘Eldiario.es’ y hasta ‘El Confidencial’.

 

  1. Muy comentada fue la bronca tuitera entre Álvaro Rigal, redactor jefe en ‘El Confidencial’, y el propio Valls. El primero desmontó con pruebas las afirmaciones de Valls de que no conocía ‘Hispanopost’, un site con el que presuntamente tendrían un acuerdo de tráfico que se mira con los ojos entornados. El segundo le amenazó con un ‘sorpasso’ de esos que están de moda.

 

Y no fue la única enganchada. En la distancia volaron los cuchillos.

 

De un lado a otro.

 

  1. Valls afirmó que ‘OKdiario’ gasta 150 euros diarios en captación de tráfico. Muchos de los asistentes creen que son muchos más.

 

  1. Broncas aparte, festejemos a Mikel Ayestarán y el periodismo todoterreno multimedia. “Antes la Tribu buscaba los bares más lumpen en los lugares de conflicto, ahora perseguimos la mejor conectividad”. “Cuando empecé con esto me acusaban de estar matando el periodismo por hacer de hombre orquesta, este premio demuestra que no he matado a nadie”. Un grande.

 

  1. Si todo el mundo odia a ‘OKdiario’, todo el mundo adora a Emilio García-Ruiz, responsable de la edición digital de ‘The Washington Post’. De padres españoles, demostró una inteligencia soberbia y un plan muy serio que va mucho más allá de que Jeff Bezos ponga los dineros. ¿Una lección que aprender? Mejorar las narrativas y explicar las cosas a la gente de forma que las entiendan. No tiene que ver con la banalización, sino con la forma de contar las cosas en un sector que se encuentra en su peor momento industrial de la historia pero también en el mejor momento para ser periodista.

 

  1. Los periódicos de papel ingresan cada vez menos, los medios digitales luchan por todos los medios a su alcance para incrementar tráfico.

 

  1. Se presentaron algunos proyectos interesantes. Como el prometómetro de ‘El Confidencial’, para enfrentar a los políticos con sus medias verdades y su fact checking en directo vía Twitter durante los debates electorales.

 

  1. Si ‘El País’ hablaba hace poco de convertirse en un medio digital, ‘El Mundo’ asegura que ya lo es. Si ‘El País’ hablaba de matar el papel tarde o temprano, ‘El Mundo’ afirma que serán sus lectores quienes decidan la fecha de su muerte. Sonó a zasca.

 

  1. Las responsables de Comunicación de los ayuntamientos de Madrid, Barcelona y Zaragoza transmitieron mucha más frustración de la que pretendían. La responsable madrileña, Lula Rodríguez-Alarcón, nos prometía a la conclusión de la primera jornada que el enfado percibido no era tal y nos insistió en su defensa del periodismo. También nos dijo que, como su mensaje no parece calar entre los periodistas, va a dedicarles cada vez menos peso y más a la comunicación directa con los ciudadanos. Lo que SEGURO que pone muy contentos a los periodistas que cubren local a diario.

 

  1. ¿Presiones en España? Escuchar a los compañeros de México Diego Osorno y Salvador Frausto es una lección de valentía y lucha por la profesión en Impunelandia.

 

  1. La exclusiva de ‘Eldiario.es’ sobre los mensajes de los Reyes a Javier López-Madrid fue muy comentada.

 

  1. La cuarta parte de los periodistas españoles son autónomos. ¿Tiene que ser realmente así? En Politikon Kiko Llaneras habló de las virtudes de un colectivo construido desde un concepto casi amateur y cuyos miembros han ido ganando peso específico como autónomos para distintos medios.

 

  1. Dani Seseña, director de Cámara Abierta, y el periodista involuntario que llevas dentro. La historia de cómo la niñera Vivian Maier hizo miles de fotos en el Chicago de los años 50 que no pudo revelar, o del viaje de Javier Moltó con un tetrapléjico al círculo polar, demuestran que el periodismo es el tratamiento de la información, venga ésta de donde venga.

 

  1. El papel ¿está vivo o muerto? 17 ediciones lleva el congreso, apuesto a que llevan 17 ediciones hablando de lo mismo. Pero este año el movimiento del ‘The Independent’ y el anuncio de ‘El País’ le han dado aún más peso mediático, si cabe. ¿Una petición para el año que viene? Quitar ‘digital’ del título. Como dijo Clara, de @mhemeroteca (nunca sé si ella es Maldita o si es Hemeroteca), “el periodismo no es digital ni analógico, es bueno o malo”.

 

  1. El periodismo deportivo es machista. Vale, no lo hemos aprendido, ya lo sabíamos, pero lo repitieron con tanta gracia que tenemos, al menos, que mencionarlo. ¿Lo mejor? Hay proyectos como DeTacón que combaten la tendencia

 

  1. @GerardoTC NO es el calvo de The Office

 

  1. Una oportunidad perdida: si hubiésemos empezado un juego de beber consistente en arrearnos un chupito cada vez que alguien citase a Spotlight no habríamos llegado sobrios al mediodía ni vivos a la cena.

 

  1. Los becarios de los masters. Una buena forma de llenar el auditorio y de hacer sentir muy mayor al respetable en El Edén. Una chica estuvo a punto de matarme golpeándome inadvertidamente con un bate de billar. Otra se empeñó en decirme cada veinte minutos que me parecía a Tim Robbins, lo cual en realidad es un cumplido. Y un tercero, sorprendentemente parecido a uno de mis primos, inició una campaña para intentar sabotear a una de sus profesoras de la Universidad de Zaragoza, a la que regaló numerosos improperios.

 

  1. Google tiene herramientas molonas para la práctica del periodismo y Millán Berzosa, del Google News Lab, está ayudándonos a aprender a usarlas.