La clase ‘business’ llega a los mejores resturantes de Madrid de la mano de Ciceroneclub, un programa de fidelización dirigido a ejecutivos, que realizan comidas de negocios de forma habitual.

En concreto, más de 2.500 directivos y ejecutivos de empresas ya se han sumado a esta iniciativa que ofrece a sus miembros la posibilidad de acumular hasta un 10% del valor de sus comidas para disfrutarlo posteriormente en cualquiera de los restaurantes de su red, según ha informado la compañía en un comunicado.

Esa cantidad se acumula en forma de ‘Cicerones’, moneda virtual canjeable en los establecimientos adheridos a Ciceroneclub, y que no tiene ningún tipo de restricción y su valor es conocido de antemano: un Cicerone, un euro.

Siguiendo unos estrictos criterios de calidad, tanto en la cocina como en el servicio, y también de ambiente y ubicación, Ciceroneclub ofrece un amplio abanico de opciones para sus miembros, desde el prestigio de estrellas Michelin como Santceloni y PuntoMx, a la cocina japonesa de Miyama y Miki, o locales emblemáticos de la capital como La Paloma y Horcher.

Ciceroneclub, que por ahora sólo está en Madrid y próximamente recalará en Barcelona y otras ciudades españolas, plantea un modelo donde la discreción tiene vital importancia, con lo que elimina la necesidad de tarjetas o la identificación como usuario a la hora de hacer la reserva. Desde su aplicación, el directivo puede elegir el restaurante más idóneo para su comida o cena de negocios en función de sus necesidades.

La selección de los restaurantes que están en la plataforma ha sido realizada por el uno de los más reputados críticos gastronómicos de España, Carlos Maribona, autor del blog Salsa de Chiles.

El consejero delegado de Ciceroneclub, Ignacio Diezhandino, ha explicado que con esta plataforma han logrado “un difícil equilibrio entre lo innovador y lo clásico”. “Ofrecemos a nuestros usuarios todas las ventajas de los programas de fidelización que ya están implantados en el mundo de la empresa, como Iberia Plus o NH Rewards, y ninguno de sus inconvenientes”, ha indicado.