Orange va a gastarse muchos millones de euros en seguir contando con los derechos del fútbol televisado para las próximas temporadas, pero tiene un serio problema que resolver: la tecnología que ha escogido hace que muchos de sus clientes sufran retrasos de hasta medio minuto en comparación con los de la competencia. ¿La amenaza más clara? Que los goles te los cante siempre el vecino.

Prestamos atención al problema tras recibir un correo electrónico de un cliente frustrado.

“¿Han visto ustedes el retardo que este tipo de tecnología tiene sobre la tecnología IP? Se lo digo yo: 25 segundos. Ésa es la diferencia entre ver un partido en Orange y verlo en Movistar o en Vodafone. Es lamentable ver con tanto retraso un evento en directo, y más cuando te enteras bastante antes de los goles gracias a tus vecinos, al bar de abajo o a alguna app que tengas instalada en tu smartphone. Pero no sólo hay que hablar del retraso, también hay que hablar de la calidad de imagen del streaming, algo que Orange no pasa con nota en sus emisiones de fútbol, aunque en el resto sí. Ver el fútbol en Orange es como verlo desde cualquier página de Internet, streaming puro y duro. Se hace hasta molesto: La imagen no tiene fluidez, es difícil seguir un balón o incluso es complicado ver el dorsal de un futbolista en su camiseta”, explica este lector.

Vistas estas afirmaciones, pasamos a comprobar si eran generalizadas pues, en realidad, el problema podría ser de un usuario en concreto con mala calidad de Internet.

Efectivamente, un hilo en el foro de Orange de ADSLzone explica la incidencia. Y no es el único. 

Afortunadamente, Orange al menos reconoce la situación y no pone paños calientes. En el mismo foro, un técnico admite la situación:

Somos conscientes del retardo que sufre nuestra señal de televisión. Esto es algo normal ya que los sistemas digitales de transmisión de contenidos tienen un cierto retardo debido al tiempo que se necesita para procesar la señal original y transmitirla desde donde se produce el evento hasta los dispositivos donde los puedes ver.

La tecnología que utiliza Orange para su servicio Orange TV tiene más retardo/latencia que algunas tecnologías (por ejemplo las utilizadas en TDT, en vía satélite o en cable) y menos que otras (las utilizadas en Yomvi, MovistarGO, Vodafone TV o en servicios por internet, por ejemplo).

Vista dicha declaración, pedimos declaraciones oficiales de un portavoz de la compañía al respecto. No desmintieron la información pero evitaron profundizar en los motivos

El técnico ya mencionado hablaba de la siguiente manera en los foros:

El motivo es que en Orange utilizamos una tecnología de TV que permite: 
– Disponer de alta calidad de imagen y vídeo (full HD) a través de cualquier tipo de conexión (ADSL, fibra, móvil). 
– Poder verlo en cualquier dispositivo (PC, Tablet, teléfono, SmartTV, TV con decodificador) e incluso fuera del domicilio.

Sobre el primer punto, Orange tiene toda la razón. Uno de sus principales retos es que debe atender clientes de muchas tipologías y que tanto la marca naranja como su filial Jazztel, también naranja pero menos, tienen una importante base de clientes de ADSL con tecnología de bucle desagregado. Que es el mejor de los ADSL posibles pero una chufa si lo comparamos con la fibra y que ofrece velocidades limitadas si el domicilio del cliente está lejos de la central.

Es por eso que Orange ha apostado desde hace tiempo por una tecnología de streaming por Internet que sea, ante todo, flexible. ¿Tienes mala cobertura? Tendrás mala televisión. ¿Tienes la mejor fibra? La cosa cambia.

El problema es que los sistemas de streaming OTT no son, ni mucho menos, óptimos para eventos en directo y con mayor congestión de la habitual. No pueden comparar, como indicaba el técnico, ni con la fibra ni con la TDT ni con el satélite.

Como opción ha sido razonablemente seria mientras Orange tenía relativamente pocos clientes de TV, pero a medida que su base aumente y que su penetración de fibra también, deberá tomar decisiones. O eso, o sus clientes seguirán viendo los mejores goles de la liga española más cara de la historia con un retraso equivalente a lo que tardas en hacer veinte abdominales.