El organismo internacional calcula que las ayudas al desarrollo internacional en España han caído un 68% desde el inicio de la crisis, quedando muy por debajo de la media de los países desarrollados.

La recesión económica ya no es una excusa para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y así se lo ha hecho saber recientemente a España, a través de un informe con el que pone el foco en la tendencia negativa de las inversiones en esta materia durante los últimos años.

Desde que estallara por completo la crisis a principios del 2010, la cuantía dedicada a la asistencia al desarrollo se ha visto reducida año tras año en España. Del 0,46% del PIB que se destinaba en 2009, por encima de la media general de los países de la OCDE (0,3%), se ha pasado al 0,13% en 2014, un montante de 1.715 millones de euros que supone un 20% menos que en 2013 y su cifra más baja desde 1988. Estos resultados dejan al país muy por detrás del objetivo propuesto por la ONU del 0,7% del Producto Interior Bruto.

La evolución acumulada en tan sólo cuatro años, de 2010 a 2014, es todavía más sorprendente; España invierte un 68% menos en asistencia a otros países, según informa el Comité de Asistencia al Desarrollo (DAC).

Otro de los puntos polémicos en los que el documento hace hincapié es en la acentuada caída de las ayudas a las regiones más pobres. El volumen de apoyo de España a estos países cayó un 18% en 2014, hasta alcanzar el 0,03% del PIB, frente al 0,15%-0,20% que recomienda la ONU a sus miembros.

No se trata de un caso aislado, ya que la gran mayoría de las regiones en proceso de recuperación han reducido sus presupuestos en este sentido. Sin embargo, el organismo llama la atención a España por su estrecha relación con Latinoamérica y Sudáfrica que puede facilitar la colaboración directa entre países.  

Desde la OCDE hacen un llamamiento a España para que demuestre su “compromiso con el aumento de estos presupuestos” en los próximos años, y en concreto directamente al “próximo Gobierno” para que tenga más en cuenta esta problemática.