Se acabó hablar del fintech como algo de futuro. Las entidades bancarias aceleran su transformación digital a base de comprar startups con base tecnológico-financiera. BBVA ha sido la última en sacar la chequera para ofrecer a sus clientes más servicios bancarios a través de la tecnología.

De este modo, BBVA ha anunciado la adquisición de Holvi, un servicio bancario online para empresas con sede en Helsinki, una operación que forma parte de la estrategia del banco de extender su cartera de negocios digitales para complementar la transformación digital del Grupo.

En un comunicado, BBVA ha explicado que Holvi, fundada en 2011, ofrece a emprendedores y pequeños y medianos negocios una serie de servicios financieros así como también banca tradicional a través de su propia plataforma online.

Los servicios incluyen una plataforma de ventas online, gestión de la facturación y control del flujo de caja.

Tras la adquisición, Holvi seguirá funcionando como una empresa autónoma, y habrá una colaboración recíproca de conocimientos, ideas y apoyo con BBVA, según el banco, que ha asegurado que la entidad de pagos está autorizada y regulada por la Autoridad Financiera de Finlandia (FIN-FSA).

BBVA ha recordado que las adquisiciones e inversiones juegan un papel importante para aportar la experiencia digital y cumplir los planes del grupo, que ya en 2015, adquirió una participación estratégica del 29,5 % en Atom, el primer banco exclusivamente móvil de Reino Unido, y materializó la compra de Spring Studio, una firma de diseño de EEUU.

En 2014, BBVA también adquirió Madiva Soluciones e invirtió en la firma de capital riesgo Propel, que gestiona las participaciones del Grupo en startups (empresa de nueva creación), que están cambiando los servicios financieros a través de la tecnología.