FCC ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para 750 trabajadores de su división de construcción en España, lo que supone el 15,6% de la plantilla de esta división de la compañía en el mercado doméstico, según informaron a Europa Press en fuentes del grupo.

Se trata del tercer ajuste de personal que el grupo plantea en su actividad constructora en España en los últimos años, tras los dos que acometió en 2013 y que afectaron a un total de 1.717 empleados.

FCC Construcción plantea este nuevo ERE ante el “continuo descenso de la actividad de construcción de infraestructuras” en el mercado doméstico. En lo últimos años, la compañía también ha realizado ajustes entre el personal de servicios centrales y en la filial Cementos Portland.

El ERE de FCC se suma al que Sacyr también presentó hace unas semanas para unos 400 empleados de su negocio constructor en España.

Tras uno malos resultados

Esta semana la compañía presentó resultado y registró una pérdida neta de 46,3 millones de euros en 2015, por las provisiones realizadas para culminar su saneamiento y el efecto de la venta de activos, si bien la compañía reduce en un 93% los ‘números rojos’ del ejercicio anterior.

El grupo participado por Carlos Slim y Esther Koplowitz habría superado las pérdidas y ganado 35,1 millones en caso de no haber contabilizado dichas provisiones y de descontar el impacto de las desinversiones.

En este sentido, destaca la partida de 89,3 millones de euros que restó al resultado del grupo Cemusa, filial de mobiliario urbano, por el deterioro de su valor a lo largo del pasado ejercicio hasta que en noviembre se cerró su venta. Por contra, FCC espera ingresar 83 millones de euros en la primera mitad de 2016 por la venta de la firma de concesiones Globalvía, la última de las acordadas por la empresa, y otros 137 millones en febrero de 2017.