El ‘superregulador’ busca dar mayor transparencia a la relación con los grupos de interés y limitar así las influencias improcedentes y contrarias al interés general.

La Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) ya tiene su esperado Registro de Grupos de Interés, que será público, de consulta gratuita y también voluntario para los propios ‘lobbies’, que tienen la opción de registrarse o no. Y es de carácter voluntario porque así lo establece la regulación de la Unión Europea sobre la materia.

El ‘superregulador’, que ya publica de manera permanente la agenda de reuniones que mantienen sus consejeros y directivos con empresas, busca así dar mayor transparencia a la labor que ejercen legítimamente los grupos de interés.

La CNMC reconoce la importante contribución de los ‘lobbies’ a su trabajo, pero entiende que se hace necesario exigir que el trato entre ambas partes sea transparente y que existan mecanismos de control para que los ciudadanos puedan conocer cuál es la relación y en qué medida sus actuaciones influyen en la toma de decisiones.

El nuevo Registro, según subraya la CNMC en un comunicado, servirá para limitar la posibilidad de “influencias improcedentes” o directamente “contrarias o no alineadas con los intereses generales” por parte de los ‘lobbies’. La adhesión al mismo implica la asunción del Decálogo Ético sobre las relaciones por parte de empresas con miembros de la CNMC (presidente, consejeros, directores y técnicos).

Podrán adherirse al Registro empresas y grupos de empresas; asociaciones profesionales, empresariales o sindicales; consultorías profesionales; despachos y bufetes colectivos, asociaciones, plataformas y redes; grupos de análisis y reflexión, e instituciones académicas.