La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha metido en un pequeño jardín al afirmar este jueves que los diputados del Congreso presentes en la investidura del secretario general del PSOE Pedro Sánchez como presidente del Gobierno deben tomar “ejemplo” de la investidura del gobierno municipal de Ahora Madrid con el apoyo del PSOE. Minutos más tarde tuvo que aclarar que ese apoyo sería para gobernar junto a la formación de Pablo Iglesias.

La alcaldesa de Madrid ha asegurado que le gusta ser “prudente” y no entrar “en el debate de la política general”, pero que considera que “no es bueno que estemos sin Gobierno” y que “lo peor” que podría pasar es la repetición de elecciones.

En un primer momento Carmena ha comentado que “desearía que saliera un acuerdo con un Gobierno fuerte de cambio; sería bonito apoyar a quien solicita la investidura, porque daría lugar a un gobierno de progreso y de cambio”. Manuela Carmena ha señalado que ese ‘Gobierno de cambio’ puede ayudar a “desbloquear la llegada de los refugiados”. Respecto al tono empleado por el líder de Podemos, Pablo Iglesias en el debate de investidura, Carmena ha señalado que a ella no le gusta “la confrontación”.

Carmena ha retomado la palabra para reiterar que “gracias a otra manera de hacer las cosas” se pudo aprobar un Gobierno “que puede desarrollar su programa gracias a esa investidura”. “Si fuimos capaces de hacerlo nosotros, ¡caramba, que cojan ejemplo!”.

Estas declaraciones rápidamente han causado un gran revuelo y todos los medios de comunicación se han hecho eco.

Sin Dudas

Minutos más tarde, para salir al paso de cualquier tipo de polémica, la alcaldesa de Madrid ha publicado un tweet en el que advierte de que el Gobierno resultante sería de una coalición entre PSOE y Podemos.

Así quiere dejar claro que en ningún momento se refiere a otra cosa, sobre todo a un Gobierno formado por PSOE o Ciudadanos.