La tienda de moda ‘online’ Zalando casi triplicó su beneficio neto en 2015, hasta los 121,5 millones de euros, frente a los 47,1 millones del año anterior, ante lo que ha anunciado que incrementará sus inversiones en tecnología.

La facturación de la compañía de comercio alemana en el conjunto del año aumentó un 34%, al ingresar 2.958 millones de euros frente a los 2.214 millones de euros de 2014, según ha informado en un comunicado.

Estos resultados coinciden con las estimaciones anunciadas por la compañía a comienzos de año, lo que les lleva a desmarcarse de la tendencia observada en otras compañías de comercio minorista de ropa que se han visto perjudicadas por las cálidas temperaturas del invierno en Europa.

En el último trimestre, la cifra de negocio de Zalando alcanzó los 868,5 millones de euros, lo que supone un 31% más que los 665,6 millones de euros que ingresó en el mismo periodo del año anterior. En el conjunto del año, la compañía aumentó un 22% el número de usuarios activos, hasta alcanzar los 17,9 millones, mientras que el número de pedidos se incrementó un 34% respecto al año anterior, hasta los 55,3 millones.

Además, Zalando ha incrementado un 32% su plantilla en el conjunto del año, hasta alcanzar casi 10.000 trabajadores en más de un centenar de países, de los que casi un millar se dedican a la tecnología.

Los consejeros delegados de la compañía, Rubin Ritter, David Schneider y Robert Gentz, han valorado de forma positiva estos resultados, que han calificado de “fuertes” en un “contexto complicado del mercado”.

En este sentido, los consejeros delegados han anunciado que realizarán mayores inversiones “para respaldar el objetivo de desarrollar el sistema operativo de la industria de moda”. “Un fuerte núcleo tecnológico también será clave para ayudarnos a desarrollar, probar y lanzar nuevos productos”, han subrayado Ritter, Scheiner y Gentz en una misiva a los accionistas de la compañía.