El regulador británico de la publicidad pide a la agencia de viajes online que modifique sus anuncios online y algunas webs de compra que parecen las páginas de Ryanair e easyJet, aunque reconoce que puede comprar anuncios de Google utilizando como términos de búsqueda los nombres de las aerolíneas.

Otro episodio más en la batalla de las compañías aéreas contra la política de la agencias de viajes online eDreams Odigeo para promocionar y comercializar sus billetes de avión.

Varias aerolíneas, con Ryanair a la cabeza, llevan tiempo cargando contra la agencia al considerar que engaña a los clientes al llevarlos a webs que simulan ser la de la propia compañía aérea para vender los pasajes y por hacerlo pagando publicidad en Google con anuncios que también pueden hacer creer al viajero que se trata de un link oficial de las aerolíneas.

La Advertising Standards Authority (ASA), el supervisor británico de la publicidad, acaba de resolver una denuncia contra eDreams Odigeo por estos motivos y le reclama que modifique los anuncios que utiliza para promocionar la venta de billetes de Ryanair e easyJet con el objetivo de asegurarse de que no confunden a los usuarios hasta el punto de creer que entran en la web oficial de las aerolíneas. Los anuncios, en cualquier caso, dejaron de utilizarse ya el pasado julio, según apuntan fuentes de la compañía.

ASA considera que eDreams contraviene el código regulador de la publicidad con el diseño de los anuncios que publica en Google AdWords (en los que se incluye hasta en cuatro ocasiones el nombre de la aerolínea y sólo una vez el de la propia agencia) al considerar que trata de confundir al usuario haciéndole creer que se trata de un anuncio de la propia compañía aérea.

Y el regulador también ve engañoso el diseño de la web de destino, a través de la que se pueden comprar los billetes. Y es que, aunque en la página se explicita que los pasajes se comprarán a través de eDreams, el logotipo de Ryanair e easyJet aparece en tres ocasiones, lo que puede hacer creer al usuario que es una web oficial de las aerolíneas.

“Los anuncios no deben aparecer con las formas denunciadas. Pedimos a eDreams que se asegure que sus anuncios no den a entender que están promocionando las webs oficiales de las aerolíneas”, sostiene ASA en su resolución. eDreams ha mostrado su disposición a colaborar con ASA en esta materia, pero se agarra a un matiz de la resolución que sí que le resulta favorable.

Y es que el propio regulador de la publicidad británico reconoce que eDreams Odigeo tiene todo el derecho de utilizar “términos de búsqueda relevantes” (esto es, el nombre de las aerolíneas) para la optimización de sus promoción en Google. La agencia online ve así reconocida la posibilidad de comprar anuncios propios para introducirlos en búsquedas que los usuarios hagan con la marca de las compañías aéreas. Una práctica que también es motivo de queja por parte de las aerolíneas.

“Es alentador que el organismo responsable de las normas de la publicidad en Reino Unido reconozca que eDreams puede usar términos de búsqueda relevantes y promover sus servicios como agencia de viajes online mediante la optimización de motores de búsqueda. Estamos dispuestos a trabajar con la autoridad publicitaria británica para asegurar que jamás exista un eventual riesgo de confusión para los consumidores cuando consultan la disponibilidad de vuelos en las páginas web de eDreams”, indicó la compañía. “eDreams no pretende imitar la apariencia de ninguna compañía aérea, ya que se indica en todo momento que se está en la propia web de eDreams y no en la de una aerolínea, permitiendo a los clientes visualizar miles de combinaciones de vuelo en cuestión de segundos para que elijan la opción que más les convenga”.

Ryanair, que ha presentado una denuncia tanto contra eDreams como contra Google por estas actividades, ha reclamado al gigante tecnológico que bloquee este tipo de publicidad por resultar engañosa. “Creemos que Google no se ha decidido hasta ahora a bloquear esta publicidad engañosa, precisamente, porque sirve para aumentar sus ingresos publicitarios induciendo activamente al error a los consumidores, haciéndoles creer que reservan sus billetes en Ryanair u otros sitios web, cuando en realidad las reservas se realizan en una web de terceros”, se queja Kenny Jacobs, director de Marketing de Ryanair, en un comunicado.