El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, percibió una retribución total de 6,45 millones de libras esterlinas (8,87 millones de euros en 2015, lo que supone un 1% más con respecto al ejercicio precedente, cuando percibió 6,39 millones de libras esterlinas (8,7 millones de euros), según figura en el informe anual del ‘holding’, que agrupa a Iberia, British Airways (BA), Vueling y Aer Lingus.

De esta cantidad, 4 millones de libras esterlinas (5,5 millones de euros) corresponden al plan de incentivos a largo plazo de IAG en acciones que incluye un incentivo anual, que se suman a unos complementos salariales de 37.000 euros sujetos a tributación y de 293.000 euros en materia de pensiones.

La retribución en efectivo de Walsh fue de 1,16 millones de euros como salario fijo, según se detalla en el informe remitido hoy por IAG a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a los que se sumaron los citados complementos salariales, una cantidad que mantendrá en el ejercicio de 2016. Todas las cantidades se abonan en libras esterlinas y se incluyen en euros, conforme a un tipo de cambio de euro/libra de 1,3742.

En 2011, año de la fusión de Iberia e Bristish Airways que dio lugar al ‘holding’, la remuneración del primer ejecutivo de IAG alcanzó los 1,55 millones de libras (dos millones de euros), con lo que su retribución al frente del grupo se ha cuadriplicado desde sus inicios.

Por su parte, el director financiero y consejero ejecutivo de IAG, Enrique Dupuy, percibió 2,6 millones de libras esterlinas (3,5 millones de euros) como retribución en 2015, repartida en 721.000 euros como salario base y algo más de dos millones derivado del plan de incentivos, más los correspondientes complementos salariales, lo que supone un 2,7% más con respecto a 2014.

Para 2016, la asignación máxima del incentivo anual no excederá del 200% del salario para el consejero delegado de IAG y del 150% para el director financiero.

El plan de entrega de acciones por desempeño (PSP, con un periodo de desempeño del 1 de enero de 2016 al 31 de diciembre de 2018, recoge también que el valor nocional no excederá del 200% del salario base para el consejero delegado de IAG y del 150% para el director financiero del grupo para 2016. Además incluye tres condiciones, cada una de las cuales pondera un tercio, en las mismas condiciones que en 2015 y con objetivos idénticos. Se exigirá a los beneficiarios que retengan las acciones durante un mínimo de dos años después del fin del periodo de desempeño.

Un 15,3% más el consejo

El presidente no ejecutivo de IAG, Antonio Vázquez, percibió una retribución total de 503.000 euros en 2015, la misma cantidad que el ejercicio anterior, con una asignación fija de 484.000 euros y 19.000 euros por complementos sujetos a tributación. En 2012, el presidente no ejecutivo se redujo voluntariamente en un 25% la asignación de 645.000 euros anual hasta nuevo aviso.

Vázquez, en calidad de presidente, mantiene su derecho al abono de 2,8 millones de euros por compensación por retiro, tal y como se estableció en el momento de la fusión entre Iberia-British, que se le abonará en el momento de su cese, sea cual sea el motivo.

El consejo de administración de IAG, integrado por 13 miembros, percibió una retribución total de 15 millones de euros en 2015 frente a los 13 millones de euros de un año antes, lo que supone un 15,3% más. El presidente ejecutivo de Iberia –quien renunció en 2013 a un bonus de 632.000 euros– y el de British Airways no forman parte del consejo de administración desde enero de 2014.

La remuneración total de la alta dirección del grupo, que comprende el consejo de dirección y el comité de dirección de nueve miembros, ascendió a 21,9 millones de euros durante 2015, un 22% más.

Los costes salariales de IAG ascendieron a un total de 4.905 millones de euros en 2015, lo que supone un 13,4% más que el ejercicio anterior. De esta cantidad, 14,6 millones de euros se destinaron a consejeros de la sociedad (incluidos los no ejecutivos), un 11,2% más.