La dirección general de Turismo de la Comunidad de Madrid ha desestimado la denuncia de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) contra el buscador de vuelos Destinia por “cobrar un recargo por el pago con tarjeta y no informar del precio total de los servicios solicitados”.

En noviembre de 2014, la OCU denunció que algunos buscadores de vuelos “inflaban” el precio final al añadir suplementos, algo que dificultaba la comparación y que el consumidor encontrara la oferta más barata.

En el caso de Destinia, la OCU advertía de que los 90,24 euros iniciales se convertían en 185,54 y no informaba del precio por llevar una maleta. Además, denunció que, a pesar de estar prohibido, cobraba una comisión por el pago con tarjeta. Por ello, la OCU denunció ante las autoridades de consumo a Destinia y otras empresas que cobraban esta comisión de manera ilegal.

Según ha informado Destinia en un comunicado, la dirección general de Turismo de Madrid ha sobreseído el caso y señala, en un auto con fecha de 1 de febrero, que Destina es sólo una intermediaria. “No se ha podido acreditar de forma fehaciente circunstancias que dieran lugar a responsabilidad administrativa por infracción de la norma turística”, dice la resolución de Turismo.

Destinia ha asegurado que siempre ha compartido la preocupación por la transparencia en el sector de viajes y ha agradecido el interés de la OCU sobre la materia. Sin embargo, cree que esta resolución ratifica que este buscador de vuelos “está haciendo las cosas bien”.

Asegura que esta empresa publicita “desde el primer momento” el coste de facturar una maleta, los gastos de gestión -si los hubiera- y las tasas y no cobra gastos por tarjeta de crédito (salvo American Express y Diners, excluidos de la normativa) ni por otros métodos de pago como la moneda virtual bitcoin.