Las cocinas del chef español José Andrés se han convertido en una pesadilla. Y no, no ha sido culpa de Alberto Chicote. Donald Trump le reclama al cocinero casi 9 millones de euros por cancelar un contrato para gestionar un restaurante debido a los comentarios xenófobos del republicano.

Según el Washington Business Journal, el chef español ha pedido a un juez de la Corte Superior del Distrito de Columbia un juicio sumario en su demanda contra el candidato republicano Donald Trump. José Andrés le pide más de siete millones de euros a Trump por “torpedear” con comentarios sobre inmigración ilegal su proyecto de abrir un restaurante en un hotel de lujo del magnate.

Andrés y su compañía, Think Food Group, consideran que no era posible desarrollar un proyecto de restaurante español en el próximo Trump International Hotel de Washington D.C. después de que el candidato republicano calificara a los inmigrantes mejicanos de “violadores” y criminales. Los abogados del cocinero consideran que las declaraciones tuvieron un efecto negativo sobre el proyecto, dificultando la contratación de personal hispano.

Además, alegan que encontraron serias dificultades para atraer patrocinadores de comida española y para encontrar inversores, por lo que la apertura del restaurante era demasiado arriesgada para seguir adelante. El chef reclama más de siete millones de euros para recuperar el dinero invertido en el proyecto y solicita la devolución de los pagos ya realizados al magnate, los beneficios y los intereses.

Se trata de un episodio más del enfrentamiento entre el chef y el candidato, después de que el verano pasado José Andrés retirara su proyecto del hotel de Trump por sus comentarios xenófobos y este le demandara por cerca de 9 millones de euros alegando que había roto el contrato. El republicano considera que la negativa del cocinero le ha ocasionado pérdidas por el valor de varios millones de euros.

Otro cocinero contra Trump

Sin embargo, José Andrés no es el único cocinero que ha tenido que enfrentarse a Trump. El famoso chef estadounidense Geoffrey Zakarian tenía previsto abrir su restaurante “The National” en el hotel en construcción del republicano. Sin embargo, también por los comentarios xenófobos, Zakarian retiró su acuerdo en julio de 2015. Para el mes de agosto, Trump ya le había demandado por incumplir el contrato.

El Trump International Hotel, situado en la Avenida Pennsylvania de la capital, abrirá sus puertas en septiembre. Veremos si cuenta con chefs o si es el propio Trump el que tiene que ponerse tras los fogones.