Pensar que los operadores de telefonía iban a alejarse de la venta y comercialización de dispositivos móviles es un error. Sus esfuerzos ahora están en la televisión y los contenidos, pero son conscientes de que no puede descuidar ningún segmento del negocio.

Por eso, Telefónica y China Unicom han reforzado su colaboración con la compra conjunta de smartphones y llevarán el Phicomm C360 a mercados clave de la operadora española en Latinoamérica al inicio de la segunda mitad de este año, según han informado este lunes ambas compañías.

De esta forma, ambas firmas dan otro paso importante en el marco de su programa estratégico global de compras conjuntas lanzado en 2015. El C630 es un terminal LTE con pantalla FWVGA de cinco pulgadas y procesador de Qualcomm.

Gracias a este nuevo acuerdo comercial, los clientes de Telefónica tendrán acceso a servicios de datos 4G a través de un exclusivo terminal que ofrece una gran experiencia de usuario. La comercialización de este terminal se enmarca en la estrategia de Telefónica de impulsar la penetración de dispositivos y servicios 4G a precios asequibles en los mercados donde opera.

Para China Unicom, por su parte, esta nueva compra conjunta le permitirá seguir apoyando la internacionalización de los fabricantes chinos de terminales con los que colabora gracias a la escala global de Telefónica. De esta forma, Phicomm establece un acuerdo con Telefónica que arranca con el lanzamiento del C630, un smartphone muy popular ya en China de la mano de China Unicom.

A través de la cercana colaboración de un grupo de trabajo de compras conjuntas de terminales integrado por representantes de Telefónica y China Unicom, el programa conjunto de compras permite a las dos compañías la consecución de importantes sinergias comerciales gracias a un proceso de selección consensuado de terminales LTE.

China Unicom y Telefónica seguirán trabajando juntas para expandir su colaboración en otras iniciativas de compra futuras así como otras iniciativas estratégicas conjuntas.