El plan estratégico del grupo hotelero da sus frutos con mejora importante de la rentabilidad negocio y de los ingresos por habitación.

Después de un largo proceso de saneamiento, que ha permitido reflotar una compañía que estaba hasta hace tres años ahogada por la deuda y por el estancamiento del negocio, NH Hotel Group cumple su objetivo de hacer de 2015 el ejercicio en que la compañía sale de los números rojos y logra el primer beneficio en cuatro años (el primero desde 2011 y sólo el segundo desde 2007).

NH obtuvo un beneficio neto atribuido de sólo 938.000 euros el año pasado, pero aun así contrasta con los casi 10 millones de pérdidas que aún acumulaba en 2014. La compañía se ha reinventado en los últimos ejercicios, apostando por elevar la reforma de sus hoteles para elevar la categoría, por incrementar el peso de los establecimientos de lujo, por deshacerse de activos no estratégicos y poner el foco en actividades rentables.

Con ello, el grupo consiguió el año pasado elevar sus ingresos un 10,4%, hasta los 1.376 millones de euros; y logró incrementar su resultado bruto de explotación (ebitda) –que mide mejor la evolución real del negocio- un 35,8%, hasta rozar los 150 millones de euros. Y la mejora de la actividad tiene reflejo también en la buena evolución de un parámetro crucial en el sector hotelero: el RevPar, el ingreso medio por habitación disponible –esté ocupada o no-, creció un 11% durante el pasado año.

“Nos sentimos entusiasmados con los resultados y especialmente optimistas con lo que nos espera en 2016”, ha dicho el consejero delegado de NH, Federico González Tejera, en una rueda de prensa telefónica. Las previsiones del grupo para este año pasan por elevar los ingresos entre un 7 y un 9%, hasta la horquilla entre los 1.470 y los 1.500 millones de euros; y hacer escalar el ebitda hasta los 200 millones, un 33% por encima del registro de 2015.

NH subraya la especialmente buena evolución del negocio en España y en Italia, los dos mercados en que se centraron los esfuerzos de reforma de establecimientos para reposicionarlos en los primeros años de vigencia del plan estratégico 2013-2018 (a partir de este año será el turno de Benelux y Europa central). En el caso concreto de España, el RevPar se disparó un 16,3%, las ventas crecieron un 11% y el ebitda del mercado nacional escaló a 20,3 millones, un 24% más.

Reformas en más de 100 hoteles

Una de los puntos clave del plan estratégico es la mejora de la calidad del portfolio de hoteles con el objetivo de optimizar su rentabilidad (amén de poder subir las tarifas). A final de 2015, los hoteles que representan el 64% del ebitda del grupo están ya “en perfecto estado” y se prevé elevar esa cifra hasta el 81% al cierre de 2018.

El plan contempla estratégico inversiones de reposicionamiento por importe de 237 millones de euros. Desde el arranque de 2014, 79 hoteles han sido objeto de reformas completas o menores y NH prevé que en 2016 se lleve a cabo la reforma completa de otros 27 hoteles adicionales (en 12 de ellos se trata de reformas integrales del establecimiento).

Por otro lado, la cadena ha desarrolla un plan de optimización del portfolio de hoteles, que ha hecho que salgan del grupo un total de 42 establecimientos en dos años y  en cuyo marco se hanrenegociado 120 contratos de alquiler para mejorar la rentabilidad.