La animación 3D está en su mejor momento. Las capacidades que ofrece la tecnología permiten desarrollar entornos virtuales que casi parecen ser reales. MotionBuilder es un software de animación en tres dimensiones que está revolucionando tanto el mundo del cine como el de los videojuegos.

Según informa The Straits Times, un equipo de desarrolladores de Singapur está detrás del éxito de MotionBuilder. El software de animación en 3D ganó en enero un Emmy en la categoría de sistema de visualización de pre-producción en el 67 aniversario de los Premios Emmy de Tecnología e Ingeniería, celebrado en Las Vegas. Estos galardones técnicos premian el desarrollo y la innovación tecnológica en la ingeniería de la televisión.

MotionBuilder permite, a través de la instalación de sensores, captar el movimiento de los actores para luego editarlo y transformarlo en personajes animados que gozan de un realismo fotográfico en sus movimientos. Esta tecnología ha sido utilizada en películas que han triunfado en taquilla y que han sido alabadas por su animación como Star Wars: el despertar de la Fuerza y Marte. Además, el software 3D también ha dado vida a populares videojuegos como The Witcher 3.

Los principales desarrollos que han llevado a MotionBuilder a lo más alto de la animación 3D han venido de la mano del equipo de investigación y desarrollo que el fabricante de software estadounidense Autodesk tiene en Fusionopolis, un centro de investigación de Singapur. Del equipo de trabajo de 350 miembros que dedicaron sus esfuerzos a MotionBuilder, aproximadamente la mitad eran desarrolladores locales.

El diseñador de producto Soheyl Mohammad declaró en una entrevista a The Straits Times que “los artistas dibujan y diseñan modelos, lo que haces con MotionBuilder es darles vida, animarlos”. Autodesk, con sede en California y dedicada al software de diseño en 2D y 3D para distintas industrias, es la empresa que posee los derechos de MotionBuilder. En el siguiente vídeo se muestra un ejemplo de cómo se puede utilizar este programa para crear una animación en 3D.

Los principales y novedosos cambios que han hecho popular a MotionBuilder en la industria de la animación es la compatibilidad del software con Kinect a través de un plug-in. Kinect, desarrollado por Microsoft para la Xbox 360, permite que los usuarios interaccionen con la consola a través del reconocimiento de movimientos, gestos, voz y objetos sin utilizar un controlador de juegos tradicional.

MotionBuilder permite que Kinect capture movimientos más precisos y genere animaciones más realistas sin recurrir a cámaras especializadas en captura de movimiento. Además, hasta ahora Kinect imponía restricciones en el número de sensores y en los puntos en los que se colocaban.

El plug-in que permite la compatibilidad con MotionBuilder fue creado el año pasado para facilitar el acceso a esta tecnología a menor coste para desarrolladores de videojuegos independientes, productores de películas y estudiantes.

El realismo que se consigue con las animaciones hoy en día llega a ser tan impresionante que cuesta distinguir cuándo lo que se ve es una creación digital y cuándo no. “Matrix” cada vez se parece más al mundo real.