El Corte Inglés ha firmado con los sindicatos un plan de bajas voluntarias para mayores de 58 años que cumplan unos determinados requisitos al que se podrán acoger unos 1.400 trabajadores, según el documento al que tuvo acceso Europa Press.

De esta forma, el grupo presidido por Dimas Gimeno Alvarez pone en marcha por primera vez en su historia un plan de estas características, que está dirigido a los trabajadores de El Corte Inglés e Hipercor para que tengan la posibilidad, si así lo desean, de desvincularse de manera definitiva de la empresa.

Dicho plan está dirigido a los trabajadores que hayan nacido en 1956, 1957 o 1958 o cuenten con una jornada a tiempo parcial y hayan nacido en 1954 o 1955, acrediten 15 años de antigüedad en El Corte Inglés o cualquier otra empresa del grupo y cuente con una vida laboral con 35 años de cotización efectiva a la fecha de suscripción del acuerdo de extinción laboral de mutuo acuerdo.

Respecto a las condiciones económicas, el acuerdo, suscrito con el respaldo unánime de CC.OO., UGT, Fetico y Fasga, contempla el 70% del salario neto en 2015 en mensualidades hasta los 63 años, con independencia de que en esa fecha acceda o no a la jubilación anticipada. Además, se establece una prima de salida de seis mensualidades del salario neto que se percibirá en el primer mes tras la desvinculación. El salario neto de 2015 es el salario ordinario cobrado en nómina en ese año con todos los conceptos fijos y estables (antigüedad y complementos, entre otros) e incentivos para el colectivo de venta.

En caso de fallecimiento, según recoge el acuerdo, serán sus herederos legales los que cobren las mensualidades en bruto que le restaran al trabajador por percibir, hasta que el trabajador hubiera cumplido los 63 años.

Entre las condiciones económicas figura también el importe del coste del Convenio Especial de Cotización con la Seguridad Social, desde el momento de la extinción del contrato hasta el cumplimiento de los 63 años, con actualización anual de dicho importe en un 0,5%.

El Corte Inglés asumirá el coste

Todo el coste de este plan de desvinculaciones voluntarias corre a cargo del gigante de distribución. El Corte Inglés suscribirá una o varias pólizas de seguro con una aseguradora, que asumirá el pago de las mensualidades correspondientes y del Convenio Especial de Cotización a la Seguridad Social.

Los trabajadores que decidan acogerse a dicho plan mantendrán la tarjeta de El Corte Inglés con sus condiciones de cliente preferente, tal como disfrutan en la actualidad, hasta que alcancen los 63 años. Al tratarse de una baja voluntaria no se tendrá derecho al cobro de prestación por desempleo.

El plazo de adhesión quedará abierdo en principio para el 15 de marzo. La compañía informará a todas aquellas personas que sean potencialmente susceptibles de poder adscribirse al plan voluntario, se les explicará todos los detalles del posible acuerdo y se le hará entrega de una ficha personalizada donde se contemplarán sus datos (ingresos 2015, como quedaría ese 70% del salario neto o los impuestos a pagar), de manera que, con todos los datos el trabajador dispondrá de un plazo para reflexionar sobre la oportunidad que se le ofrece.

Una vez analizada la ficha, aquel trabajador que esté interesado en acogerse al plan, deberá presentar un escrito formal al Departamento de Personal de su centro de trabajo en el plazo de 21 días desde el inicio del plazo de adhesión.

La compañía procederá a analizar las solicitudes y las posibilidades de su aceptación, comunicando al solicitante su decisión en el plazo de 21 días desde la finalización del plazo de adhesión. La fecha concreta de salida coincidirá con la voluntad de ambas partes.

A partir del mes natural siguiente a la baja, la aseguradora comenzará a transferir a la cuenta bancaria que el trabajador haya indicado, el importe de la primera mensualidad.