Los dos grandes operadores privados de televisión han anunciado unas sustanciosas ganancias durante el año pasado, que duplican (en el caso de Atresmedia) y triplican (en el caso de Mediaset) los beneficios netos del ejercicio de 2014. A ello contribuye su posición de dominio, con un control del 85,5% del mercado publicitario audiovisual.

Mediaset ha cerrado el año con un 43,4% de cuota del mercado publicitario de televisión, frente al 42,1% de Atresmedia, que consiguió arañar unas décimas con respecto al 41,5% que obtuvo en 2014. Esto implica que entre el duopolio que forman estos dos conglomerados acapara el 85,5%, la práctica totalidad, de la facturación por publicidad televisiva.

El repunte de la actividad en el sector de los anuncios de televisión, que ha crecido un 6,5% sobre las cifras registradas en 2014, ha propiciado que las compañías hayan ingresado 971,9 millones en el caso de Mediaset (un 4% más) y 970,2 millones en el caso de Atresmedia (un 9,8% más).

Atresmedia consiguió una audiencia del 26,8% sobre el total, mientras que Mediaset lideró el sector con un 31%.

En cuanto a los beneficios, Atresmedia ha conseguido duplicar su resultado hasta los 99,2 millones de euros. Por su parte, Mediaset prácticamente ha triplicado las ganancias, de 59,5 millones a 166,2 millones.

Desde Mediaset apuntan a un control estricto de los costes para maximizar el beneficio

En el caso de Mediaset, según fuentes de la compañía, el incremento de resultado proviene de la combinación de unos mayores ingresos con una “política férrea de contención de costes”. “Es una satisfacción presentar estos resultados, con los mejores márgenes de los últimos siete años”, subraya el consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile, en el comunicado.

El ejecutivo también destaca que el dividendo que se va a repartir este año, con cargo a las cuentas de 2015 recién presentadas, va a subir un 252% hasta los 0,49 euros por acción, tal y como ha comunicado el holding a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Al éxito financiero del conglomerado, cuyo principal accionista de referencia es el exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi, ha contribuido también el fenomenal resultado en taquilla de Ocho apellidos catalanes, que consiguió superar incluso a la nueva entrega de la saga fílmica de Star Wars, según una nota de prensa distribuida a los medios.

Por su parte, las producciones de cine de Atresmedia han obtenido el 29,5% de la recaudación del cine español en el año, según el comunicado de la compañía de Antena 3. Además, el conglomerado resalta que ha alcanzado una tasa de éxito en sus estrenos del 91%.

Mejoría

Estos datos financieros de 2015 confirman la recuperación del mercado de la publicidad, cuya actividad subió un 4,7% a lo largo del último ejercicio. De acuerdo con el estudio anual de InfoAdex, la inversión publicitaria alcanzó los 11.742,2 millones de euros durante 2015.

La televisión continúa siendo el principal receptor de este dinero, con un total de 2011,3 millones de euros.

Mediaset España fue la compañía que más inversión publicitaria acaparó, con 873 millones de euros, mientras que Atresmedia consiguió 846 millones. Más lejos se quedó Disney Channel, con 26,3 millones.

La supremacía de las dos grandes compañías no tiene rival, a no ser que se compare con el auge de internet. Se trata del segundo medio con más inversión publicitaria 1.249,8 millones, y ya se ha hecho con el 24,9% de la publicidad convencional.

Además, crece a un ritmo del 16,1%, así que su impacto sobre el resto de soportes se agrandará en los próximos años. Por ahí le puede llegar la competencia al duopolio.