El grupo Amadeus logró un beneficio ajustado de 751,8 millones de euros en 2015, lo que supone un 10,4% más con respecto al año anterior, informó este viernes el proveedor tecnológico de servicios turísticos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Excluyendo los costes extraordinarios asociados a la adquisición de Navitaire en 2015 y de i:FAO en 2014, el beneficio ajustado de Amadeus se situó en 1.472,1 millones de euros, un 12,6% más.

A este crecimiento contribuyeron el alza de los ingresos, que subieron un 14,5% en 2015, hasta los 3.912,7 millones de euros, y el resultado neto bruto de explotación (Ebitda), que se incrementó un 12,2%, hasta registrar 1.465,4 millones de euros.

Sin el impacto de los costes asociados a las adquisiciones, el Ebitda de Amadeus progresó un 12,6%, hasta los 1.472,1 millones de euros.

La compañía ha destacado que los resultados de 2015 se vieron apuntalados por la expansión en Norteamérica y la región de Asia- Pacífico.

“El ejercicio de 2015 ha sido un año de éxitos para Amadeus, con un buen comportamiento tanto operativo como financiero. Mantuvimos nuestra firme orientación al desarrollo tecnológico y nuestra estrategia de inversiones para ayudar a la consecución de nuestros objetivos de crecimiento y rentabilidad a largo plazo”, aseguró el consejero delegado de Amadeus, Luis Maroto.

Durante 2015, las reservas aéreas totales a través de agencias de viajes crecieron un 8,3%, hasta los 505 millones, mientras que los pasajeros embarcados se elevaron un 7,5%, hasta los 747,3 millones.

“A pesar de las actuales inquietudes que arroja el panorama económico, afrontamos el ejercicio 2016 con optimismo gracias a la ampliación de nuestra oferta de proveedores de viajes, la continua mejora de nuestra posición competitiva, la migración de nuevas aerolíneas a nuestra plataforma Altéa, el crecimiento de las nuevas áreas de negocio y nuestra posición reforzada en el segmento de aerolíneas de bajo coste e híbridasgracias a la integración de Navitaire”, explicó el directivo.

El consejo de administración propondrá el próximo mes de junio un reparto de dividendo bruto total de 0,775 euros por acción con cargo a los beneficios del ejercicio 2015, lo cual supone un incremento del 10,7% respecto al de 2004. En enero de 2016, ya se abonó un dividendo a cuenta de 0,34 euros brutos por acción.

Áreas de negocio

Tanto el negocio de distribución como el de soluciones tecnológicas registraron un aumento de los ingresos. El incremento de los ingresos
del negocio de distribución, un 11,5%, hasta alcanzar los 2.737 millones se vio favorecido por el crecimiento en Norteamérica y Asia-Pacífico.

Por su parte, el negocio de soluciones tecnológicas elevó los ingresos un 22,1% hasta los 1.174,9 millones, impulsados por el efecto de las migraciones continuadas de grandes aerolíneas en la región de Asia-Pacífico, así como por las iniciativas de venta incremental y la contribución de las nuevas áreas, como las de tecnología para aeropuertos y pagos.

La deuda financiera consolidada se situó en 1.611,6 millones de euros, lo que supone un 7,3% menos con respecto a un año antes, con un nivel de deuda equivalente a 1,09 veces el Ebitda.

Las fluctuaciones de los tipos de cambio en comparación con 2014 contribuyeron a un efecto cambiario positivo en los ingresos y el Ebitda de la compañía durante el año. En cambio, este mismo efecto redujo el margen del Ebitda.