La start-up PlayGiga ha tenido problemas para arrancar. La compañía, dirigida por el exdirectivo de Telefónica Juan Gili, y que ha desarrollado un servicio para jugar en la nube a través de tu descodificador, lleva más tiempo de lo previsto ultimando su lanzamiento. Sin embargo, en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona ha conseguido un hito importante: la china Huawei será su socio industrial y compartirá con el operador y la start-up los ingresos de los usuarios a cambio de implantar su plataforma tecnológica.

¿Y quién será el gran beneficiado? En España, Telefónica, que ha sido un impulsor del proyecto y quiere ofrecer a sus clientes otra pata para su producto convergente Fusión.

“Es un salto cuántico para nosotros”, explica Gili a SABEMOS. “Si no hemos lanzado antes es porque había un problema de Capex, los operadores no querían afrontar las inversiones en tecnología necesarias y nos han animado a encontrar un socio industrial que ponga los equipos”, añade.

Así, Huawei se encargará de las infraestructuras físicas para el juego en remoto, PlayGiga aportará la tecnología y los acuerdos con los creadores de videojuegos y operadores como Telefónica o Telecom Italia comercializarán el servicio. Y se repartirán los ingresos a partes iguales, en función de los distintos acuerdos.

Gili explica que, gracias al acuerdo con Huawei, tendrán una plataforma llave en mano que vender a los operadores y que estos podrán comercializar sin riesgo. “Tenemos 25 operadores esperando, los primeros en Italia, donde TIM ya ha empezado a comercializar el servicio y cuenta con un millar de abonados”, destaca el responsable de PlayGiga.

Para prestar este servicio Huawei utilizará su enorme centro de proceso de datos en Holanda, que dará servicio también a España. El directivo confía en que los editores de juegos comiencen a abrirse a su plataforma cuando ésta empiece a tener miles de usuarios.

Además del proyecto de operadores, PlayGiga trabaja también con grandes grupos de comunicación, y tiene en marcha un piloto con Turner en Buenos Aires, y otro con Disney en nuestro país.