Red Eléctrica Corporación obtuvo un beneficio neto de 606 millones de euros en 2015, cifra un 15,6% inferior a la de 2014, según ha informado este jueves la compañía, que ha precisado que sin tener en cuenta las partidas recurrentes del cuarto trimestre de 2014, su beneficio anual aumenta un 8,3%.

La compañía propondrá a la junta general de accionistas el pago de un dividendo de 3,21 euros por acción, un 7% superior al abonado en 2014 y en línea con lo anunciado en su plan estratégico.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del gestor eléctrico creció un 5,3% en el ejercicio, hasta los 1.458,4 millones de euros, mientras que el resultado neto (Ebit) se situó en 989 millones de euros, un 4,2% más que en 2014. La cifra de negocio de la compañía aumentó un 5% el año pasado, hasta los 1.938,9 millones de euros, mientras que las inversiones realizadas en el año descendieron un 53,2% en relación a 2014, hasta sumar 447,8 millones de euros.

Red Eléctrica ha explicado que este descenso se debe a que las inversiones de 2014 incluían la adquisición de los derechos de uso de fibra óptica de ADIF por importe de 434 millones de euros. De los 447,8 millones de euros invertidos en 2015, un total de 410,7 se destinaron al desarrollo de la red de transporte nacional.

En esta cantidad no se incluye el 50% de la sociedad chilena TEN, por un importe de 218 millones de dólares y cuyo desembolso se ha realizado en 2016.

El resultado financiero ascendió a -159,3 millones de euros frente a -95,7 millones de euros registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, cifra que incluía el impacto positivo de 52,3 millones de euros procedentes de la indemnización recibida del gobierno boliviano por la expropiación de TDE.

Por su parte, el gasto financiero por intereses de 2015 fue muy similar al del año anterior, ya que el menor coste medio de la deuda ha sido compensado casi en su totalidad con el mayor saldo medio de la misma derivado de la operación con ADIF a finales de 2014.

La compañía ha explicado que el menor resultado financiero de 11,3 millones de euros es consecuencia principalmente de una menor activación de gastos financieros, asociada al descenso de la obra en curso.