La compañía de supermercados Dia invertirá 20 millones de euros en dos años para adaptar los supermercados El Árbol que compró en 2014 a su modelo de supermercados “La Plaza de Dia”.

Es lo que ha anunciado el consejero delegado de la cadena, Ricardo Currás, este miércoles durante una rueda de prensa, en la que también ha informado de que han puesto en marcha la plataforma online T-Mall y un ecommerce en China para vender productos de alimentación españoles en ese mercado.

Currás ha asegurado que la operación de transformación de El Árbol -en la que se van a mantener los empleos- se va a realizar en dos años: convertirán 90 establecimientos en 2016 y 100 en 2017.

El grupo tiene previsto apostar por el modelo de supermercado “La Plaza de Dia” y cerrará 50 tiendas de la marca El Árbol a lo largo de este año, según la cadena, cuyo objetivo es que “no haya ningún establecimiento con la denominación El Árbol a finales de 2017”.

Currás ha señalado que la compañía pretende garantizar los empleos de estas tiendas y que cumplirá el acuerdo con los sindicatos para la estabilidad del empleo. En cuanto al mercado chino, ha explicado que China es uno de los países con mayor volumen de venta on line, por lo que les servirá como experiencia piloto en este campo de ecommerce.

Entre sus objetivos para este año también destaca el crecimiento orgánico de la cadena en los mercados de Argentina y Brasil. Precisamente en los países emergentes (Argentina, Brasil y China) las ventas del grupo se situaron en los 3.808 millones de euros en 2015, con un repunte del 20% en moneda local. Para la compañía, la franquicia es una fórmula esencial en su negocio y cuenta actualmente con 3.697 franquicias, 612 más que hace un año.

Con respecto a la demanda interpuesta por los franquiciados en el Juzgado de Vic (Barcelona) por presuntas prácticas irregulares, Currás ha señalado que, de momento, “sólo hay 16 franquiciados que han presentado una querella”.

La compañía obtuvo un beneficio neto de 299 millones de euros en 2015, lo que supone un 9% menos respecto a los 329 millones que logró de 2014. Según su director corporativo, Amando Sánchez, el resultado se explica porque en 2014 se registró el extraordinario de la venta de activos de Francia. El resultado neto ajustado, es decir, el que se calcula a partir del beneficio atribuible pero excluye otros gastos e ingresos de reestructuración, alcanzó 254 millones de euros (un 3,8 % menos que en 2014) y la cifra de negocio del grupo sumó 8.925 millones de euros en 2015, un 11,4% más.

En España, las ventas brutas bajo enseña repuntaron un 13,3% hasta los 5.915 millones de euros, mientras que en Iberia (España y Portugal) esa cifra avanzó hasta los 6.738 millones de euros (10,5%). Dia cerró 2015 con un total de 7.718 tiendas, 412 más que un año antes, y registró un récord de aperturas de franquicias, con 612 nuevos establecimientos bajo este régimen.

La empresa también ha comunicado que su Consejo de Administración ha acordado proponer el reparto de un dividendo de 0,20 euros brutos por acción, un 11,1% más que en 2014, lo que representa un reparto del 49% del beneficio neto ajustado.