ACS obtuvo un beneficio neto de 725 millones de euros en 2015, lo que arroja un aumento del 1,1% respecto al año anterior, afectado por la reestructuración realizada en varias actividades, como es la venta del negocio de renovables y la reestructuración de la constructora alemana Hochtief.

Los resultados de la compañía que preside Florentino Pérez arrojan un crecimiento del 5,8% en caso de descontar ambos impactos, según informó la empresa.

La cifra de negocio total de ACS aumentó un 0,1% durante el pasado año, hasta sumar 34.925 millones de euros, sustentada por la actividad internacional, que ya genera el 83,2% de los ingresos.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se contrajo un 5,6%, hasta situarse en 2.409 millones de euros.

Por contra, gracias a la reestructuración de sus negocios, ACS logró recortar un 29,5% su endeudamiento en el último año, de forma que a cierre de 2015 se situaba por debajo de la cota de los 3.000 millones de euros, y suponía 2.624 millones.