El PSOE y Ciudadanos han acordado revisar “en profundidad” el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social, implantando desde el primer momento y hasta que entre en vigor dicha reforma una cotización reducida de 45 euros al mes para los autónomos cuyos ingresos no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Así consta en el documento que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, han firmado este miércoles tras negociar el apoyo de la formación morada a la investidura del dirigente socialista. Según el texto, la intención última es que un grupo de expertos haga recomendaciones para que, a partir de 2017, se pueda aplicar un nuevo sistema de cotización a los autónomos en función de sus ingresos reales, incorporando además fórmulas nuevas para el trabajo por cuenta propia a tiempo parcial, la ‘vocación de no habitualidad’ o la complementariedad económica.

Menos burocracia

Socialistas y ‘ciudadanos’ también se comprometen a reformar el sistema de módulos para que esté menos vinculado a la actividad o el sector y más a los niveles máximos de ingresos y ventas, y a eliminar las retenciones por IRPF durante dos años a los nuevos autónomos hasta que no lleguen a un rendimiento neto de al menos 12.000 euros anuales.

Además, parte importante de sus propuestas pasan por simplificar la burocracia a la que deben hacer frente los autónomos, permitiendo que las altas y bajas a la Seguridad Social no se tengan que hacer el primer día, permitiendo el pago sólo por los días efectivos de trabajo y permitiendo hasta cuatro cambios al año de la base de cotización.

Igualmente, se permitirá que las cotizaciones se paguen trimestralmente, se reducirá el 20% de recargo por retraso de los pagos en 24 horas, extendiendo el plazo a cinco días; se autorizará la declaración del IVA anual durante el primer año de actividad, con posibilidad de autorizarlo también para un segundo ejercicio; y se flexibilizarán las condiciones para que los autónomos que se den de baja por causas justificadas puedan volver a beneficiarse de las tarifas planas de cotización.

Segunda oportunidad

Para facilitar el acceso de emprendedores y microempresarios a la Segunda Oportunidad, el acuerdo prevé incorporar las deudas con Hacienda y Seguridad Social con el mismo tratamiento que las de las entidades mercantiles en los concursos, lo que se suma a la medida de que los autónomos puedan compensar sus deudas con estas entidades con los créditos que tengan con alguna administración pública.

En este ámbito de la Segunda Oportunidad, también se prevé eliminar el periodo de cinco años que el PP permitió en su ley para revisar las condonaciones de deuda si cambiaban las circunstancias económicas del deudor; reducir las condiciones para acogerse a este mecanismo de quita y garantizar la inembargabilidad de la vivienda habitual en caso de familias con dificultades.