El portavoz de Podemos, Íñigo Errejón, ha anunciado hoy que el pacto que el PSOE ha firmado con Ciudadanos ha frustrado por el momento la oportunidad histórica de conformar un gobierno de cambio, que ese acuerdo es incompatible con Podemos y que no acudirán hoy a las reuniones con los socialistas.

El equipo negociador de Podemos encabezado por Errejón ha comparecido en rueda de prensa en el Congreso, después de la firma esta mañana del acuerdo de gobierno entre PSOE y Ciudadanos, para anunciar la suspensión de sus negociaciones con los socialistas que, ha dicho, han elegido un acuerdo para “esperar al PP” y no pensando en Podemos. Errejón se ha mostrado “decepcionado”, “defraudado” y con “pesar” con un acuerdo que, a su juicio, no es ni “progresista ni reformista” y que además “va a hacer las delicias del Ibex 35 y de los sectores privilegiados” y que no sólo no cambia las políticas del PP sino que en algunos casos las profundiza, como ocurre con la “tercera reforma laboral encubierta” que contiene.

Un acuerdo que, ha insistido, sigue sin contar además con los apoyos necesarios para sacar adelante la investidura del líder socialista Pedro Sánchez. Por eso, se ha mostrado convencido de que, salvo que el PP se abstenga, se producirá una primera “investidura fallida”. Ante esta situación, Errejón ha dejado la puerta abierta para volver a negociar con el PSOE, pero ya después del 5 de marzo, una vez que Sánchez fracase en su intento de ser investido, porque antes del debate lo ve muy difícil.

Errejón ha señalado no obstante que tras el debate de la semana que viene “se abre otro tiempo” y Podemos mantiene su compromiso de seguir intentando un gobierno de cambio. “Nuestra obligación es intentarlo hasta el final y lo vamos a seguir haciendo”, ha admitido el dirigente de Podemos, quien ha matizado, sin embargo, que con este documento firmado de PSOE y Ciudadanos es acuerdo es “extraordinariamente difícil”.

Iñigo Errejón ha lamentado que con su pacto con C’s Pedro Sánchez haya preferido “figurantes y no socios” y haya dejado claro que “no quiere” gobernar con Podemos ni poner en práctica políticas al servicio de la “mayoría social” para hacer un país “más justo”. La razón por la que Podemos se levanta hoy de la mesa cuando ayer mismo seguía dispuesto a continuar dialogando no es otra, ha afirmado Errejón, más que la de haber leído el documento del acuerdo que es “incompatible” con lo que ellos defienden, ha reiterado. Además, ha advertido al líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que no puede “mantener la ficción” de negociar a dos bandas con formaciones que tienen “caminos contradictorios”. “Esa ficción se rasga porque llega un momento de bifurcación y hay que elegir. Y el señor Sánchez ha elegido”, ha recalcado.

Entre los motivos para la ruptura de las negociaciones, Errejón ha citado la “reforma laboral encubierta” que a su juicio tiene el texto, así como el hecho de que no se suba el salario mínimo interprofesional y por el contrario se subvencione a los empresarios que paguen los “peores salarios”. También echa en falta que no haya un compromiso explícito en el texto para derogar la “ley mordaza” pese a que Sánchez lo haya prometido en la rueda de prensa, como tampoco incluye el acuerdo la supresión del copago sanitario que igualmente ha citado el líder socialista.

En cuanto al referéndum para Cataluña, ha reprochado que PSOE y Ciudadanos impongan un veto sin ninguna alternativa, lo que hace que Cataluña cada vez esté “más lejos” tras cuatro años de crisis territorial con el Gobierno del PP.

Sin Podemos no tiene sentido

El portavoz de Unidad Popular-IU, Alberto Garzón, ha reconocido que las negociaciones “a cuatro” emprendidas junto al PSOE, Podemos y Compromís, no tienen sentido si no está el partido de Pablo Iglesias, que ha anunciado la suspensión de los contactos tras el acuerdo de los socialistas con Ciudadanos. No obstante, Garzón ha avanzado que acudirá “por cortesía” a la reunión prevista para esta tarde en el Congreso para comunicar al PSOE su rechazo al acuerdo “regresivo” que han firmado hoy el líder socialista, Pedro Sánchez, y el de Ciudadanos, Albert Rivera.

“IU acudirá por cortesía para trasladar al PSOE que el acuerdo con Ciudadanos es muy regresivo y que es incompatible con las conversaciones que se habían mantenido en el grupo a cuatro”, ha anunciado Garzón, que reconoce que ese espacio de diálogo no se puede desarrollar “si no están los cuatro”.

Para Garzón, “estar a la altura del momento histórico” es intentar “un gobierno de resistencia” y para ello “la única posibilidad” es que el PSOE gire a la izquierda y no a la derecha. “El PSOE parece haber elegido no ir con las clases populares”, ha lamentado el diputado de IU, que cree que la ausencia de Podemos “desactiva el instrumento más útil para presionar al PSOE hacia la izquierda”.