El acuerdo entre el Partido Socialista y Ciudadanos ha cogido forma definitiva, y la transformación digital será una de sus bazas para el cambio en el tejido empresarial. Aunque por el momento, tanto para el despliegue de redes, como el desarrollo de empresas, solo se valora la agilización de la inversión pública.

Una de las cuestiones más relevantes que recoge el acuerdo es que pretenden incrementar significativamente, la inversión pública en I+D+i y facilitar la transferencia tecnológica de la universidad a la empresa.

En esa línea, en la que parapeta a las empresas ante la administración pública, el documento que han suscrito PSOE y Ciudadanos, pretende mejorar la financiación pública a través de la creación de fondos de inversión públicoprivados de match-funding, especialmente para sectores estratégicos que coinvierta con capital especializado, mejorando los programas existentes (Fondos Invierte, ICO, CDTI, COFIDES, etc.) enfocado en sectores de alta tecnología y centrando los recursos especialmente en las etapas iniciales.

Con el objetivo de impulsar y facilitar la creación de nuevas empresas y startups, sin contar con la parte pública, tienen pensado estimular la financiación privada reformando el sistema de deducciones fiscales por I+D+i y equiparar los incentivos fiscales al capital riesgo a los que tienen las empresas con beneficios.

Otro de los objetivos fundamentales para la mejora en la creación de nuevas empresas, es la eliminación de las trabas a los emprendedores y a la creación de empresas con el objetivo de estar en el top 10 del ranking Doing Business a final de legislatura. El documento acordado por socialistas y C’s, también quiere implementar un plan integral de racionalización administrativa para simplificar y eliminar leyes y normas, locales, autonómicas y estatales que pongan trabas a los emprendedores y a la creación de empresas. Reducir trabas administrativas para crear un negocio.

Asimismo, en el ese apoyo al ecosistema emprendedor, se quiere crear una agencia de apoyo a las pymes (tomando como modelo el Small Business Services británico, o el banco único para pymes de Luxemburgo) que concentre en un único interlocutor las funciones clave de apoyo en áreas críticas para el dinamismo de las pymes.

Una España conectada

Otro de los problemas que busca atajar el acuerdo entre PSOE y C’s ataca directamente a la brecha digital que todavía se da en España. Así, buscan llevar a gestionar un nuevo ‘Plan de Transformación Digital 2016-2019 de España’, que permita extender la banda ancha de alta velocidad a todos los hogares españoles y al grueso de las pymes y administraciones públicas. Se pondrá especial énfasis en reducir la brecha digital social y territorial.

No obstante, no han precisado cómo se produciría ese despliegue de redes, justo cuando Telefónica, la compañía que mayor inversión iba a hacer en el desarrollo de fibra óptima ha determinado parar el despliegue hasta que las condiciones impuestas por el regulador no le sean más favorables.