La plataforma de alquiler vacacional empieza a aplicarlas en sus webs de EEUU y pretende que llegue a España el próximo junio. Los inquilinos deberán abonar una comisión de entre el 4 y el 10% del precio final.

Tradicionalmente, Homeaway presumía de que su modelo de negocio era el de rentabilizar una labor de mero tablón de anuncios. La plataforma de alquiler online cobraba una cuota anual a los propietarios que anunciaran sus pisos en la web, que en el caso de España oscila entre los 179 y los 899 euros en función de los servicios ofrecidos y la visibilidad que se quiera dar a la vivienda en las búsquedas de los usuarios.

Posteriormente, Homeaway introdujo también la posibilidad de que los propietarios de casas en alquiler no abonaran por adelantado esa presencia en el tablón de anuncios, y les dio la posibilidad de abonar una comisión por cada reserva, a razón de un 10% del importe total del alquiler.

Ahora Homeaway, en pleno proceso de adquisición por parte de Expedia, se dispone a introducir una nueva modificación en su política de tarifas y cobrará también una comisión a los inquilinos que alquilan las viviendas. Según ha adelantado el portal especializado Tnooz, la plataforma ha empezado a cobrar esta misma semana esa comisión a los viajeros en las tres webs con que el grupo opera en Estados Unidos (Homeaway, VRBO y VacationRentals.com).

Homeaway aplicará esta nueva comisión –a modo de pago por los servicios prestados al inquilino- que se situará entre el 4 y el 10% del importe final según el tipo de alojamiento y la duración de la estancia, con el objetivo de que la comisión media aplicada al conjunto de las transacciones ronde el 6%.

El grupo sólo aplicará este nuevo cobro en las transacciones que se hacen vía online (esto es, las de los alquileres de viviendas que se han acogido al sistema de pago por reserva), que suponen algo más de la mitad del total de operaciones de la compañía. El objetivo sería que la comisión media aplicada al conjunto de transacciones rondara a la postre el 6%.

Homeaway ha empezado a aplicar ya esta nueva comisión en sus páginas web estadounidenses, y la irá incluyendo progresivamente en el resto de mercados en los que opera a lo largo de 2016. Según confirma a SABEMOS un portavoz de la compañía, la plataforma empezará a aplicar en España la nueva comisión a los clientes a partir del próximo mes de junio. Una vez que empiece a cobrarse a los inquilinos, la comisión que pagan los propietarios se reducirá del 10 al 8%.

Con estos cambios en su política de retribución, Homeaway se acerca al modelo que aplica su gran rival en el sector del alquiler vacacional, el gigante Airbnb. Y es que Airbnb concentra todas las transacciones por el alquiler de viviendas en su propia plataforma, y cobra por todas ellas una comisión al propietario del piso (de un 3%) y también al huésped que se aloja (de entre el 9 y el 12% en función de la duración de la estancia).