El socio responsable del Área Laboral de EY Abogados, Raúl García, ha defendido este lunes la necesidad de alcanzar un pacto de Estado por el empleo que preserve la legislación laboral al margen de los “vaivenes y oscilaciones políticas”.

Durante su intervención en la jornada ‘La reforma laboral en la encrucijada política’, organizada por la consultora, en la que han participado otros expertos en materia laboral, García ha indicado que “no parece de recibo que cada cierto tiempo haya vaivenes en materias troncales como la negociación colectiva“.

Sobre cómo debería sustanciarse este pacto, García ha señalado que se puede enmarcar en una nueva redacción del Estatuto de los Trabajadores, como ha apuntado el PSOE, “pero no necesariamente”, y que todo cambio debe estar presidido por dos ideas: la necesaria calidad técnica de las normas y la adaptación de las mismas a un tejido empresarial poblado sobre todo por empresas de menos de 50 trabajadores.

En su opinión, se debería mantener la prevalencia del convenio de empresa, como determinó la reforma laboral de 2012, mientras que la flexibilidad interna en las compañías “va a tener que ser bidireccional”. Por un lado, los empleados deberán adaptarse a las necesidades de las empresas, pero por otro éstas deberán convivir también con un mayor protagonismo de la conciliación. También considera García que deben “alijerarse” los procedimientos en los despidos colectivos.

Preocupación empresarial

Por otra parte, y a nivel empresarial, el presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, ha criticado este lunes el “espectáculo poco edificante” en el que, a juicio de la organización, se han convertido las negociaciones entre los partidos políticos para formar Gobierno.

Ante este contexto, ha hecho un avance de la declaración institucional que mañana llevarán a cabo ocho instituciones en representación de la sociedad civil en el campo de la empresa, y ha pedido a las fuerzas políticas “sensatez y concordia”. Así lo ha indicado durante su participación en la jornada en la que ha ahondado en este mensaje: “Los españoles nos hemos pronunciado con mucha claridad el pasado 20 de diciembre y les pedimos (a los partidos) que hagan sus deberes, que se pongan de acuerdo con la mirada en los intereses de España, en lugar de pensar en ellos mismos y en sus propios partidos”.

Dicho esto, se ha referido al PSOE, partido que ostenta en estos momentos el encargo de formar Gobierno. Respecto al programa con el que su líder, Pedro Sánchez, pretende alcanzar un acuerdo para sacar adelante su investidura como presidente del Gobierno, se ha mostrado “francamente preocupado”.

Concretamente, se ha referido a la idea de los socialistas de establecer la igualdad salarial de los trabajadores contratados por las empresas de servicios. El presidente de la organización empresarial, que ha asegurado que no se esperaba esta medida, puesto que no estaba en ideario del PSOE en los encuentros mantenidos entre empresarios y partido, ha señalado que es “una enorme insensatez”. “Quien lo propone no tiene ninguna experiencia”, ha añadido.