La medida iba en el programa electoral de Iglesias como solución a los abusos e irregularidades del mercado, pero no aparece en las bases de Gobierno enviadas al PSOE. “Eso no quiere decir que hayamos renunciado a ello, ni mucho menos”, apuntan desde el partido, sino que una propuesta para gobernar en coalición simplemente no puede incluir la totalidad de la oferta electoral.

“Crearemos una Agencia Estatal para la Protección de los Consumidores, como organismo regulador de carácter autónomo y neutral y con competencias sancionadoras”. La medida con que Podemos pretende combatir las irregularidades y abusos del mercado sigue vigente, pese a que no aparezca en las bases de Gobierno que el lunes difundió Pablo Iglesias. Esa ausencia ha causado sorpresa y malestar en las asociaciones de consumidores, tal y como ha constatado este diario, pero desde el partido morado se asegura que no han renunciado a la iniciativa. Ni siquiera la han aparcado.

Fuentes oficiales de Podemos explican que “una cosa es el programa electoral, que recoge todas las medidas que tomaríamos si nos correspondiera gobernar, y otra una propuesta lanzada para formar un Ejecutivo de coalición”. Por eso restan importancia a que no figure en el documento Bases políticas para un Gobierno estable y con garantías enviado a PSOE, IU y Compromís, destacando que lo importante es que se incluyó en el programa electoral (propuesta 262).

Que en este segundo texto no figure “no quiere decir que la Agencia del Consumidor sea un asunto menor, ni mucho menos, de hecho hay muchas otras propuestas muy importantes y urgentes para nosotros que tampoco aparecen en el documento”, responde la formación a preguntas de SABEMOS. Y es que el texto es “una base sobre la que establecer el diálogo con las fuerzas con las que se quiere gobernar”. Si se fraguara ese Gabinete conjunto, “no nos olvidaríamos de nuestro programa y compromisos”, menos aún en algo que “no sería un escollo” ante esos hipotéticos socios, sino “perfectamente asumible”.

La iniciativa fue anunciada en noviembre como una evidencia más de que el partido morado “es un instrumento al servicio de la sociedad civil”. Sergio Pascual, su secretario de Organización, destacó entonces que “siempre dijimos que tendremos un pie en la calle y otro en las instituciones”, motivo por el cual planteaban la creación de ese “organismo regulador de carácter autónomo y neutral, con competencias sancionadoras y de ámbito estatal”. Pascual explicó la propuesta en persona al portavoz de Facua, Rubén Sánchez, con quien luego ofreció una rueda de prensa conjunta.

La Agencia contaría con un cuerpo de inspectores que estudiaría las reclamaciones provenientes de cada región y de las asociaciones de consumidores y trabajaría en coordinación con el resto de organismos del Ejecutivo. Defendería los intereses del consumidor no solo evaluando sus denuncias, sino también actuando de oficio.

La promesa electoral se acompañaba de un segundo párrafo explicativo, donde se aseguraba que “las organizaciones dedicadas a la defensa de los consumidores tendrán la consideración de parte interesada en los procedimientos que se abran a raíz de sus denuncias o en los que se personen en representación de los afectados”.

Asimismo, Podemos aseveraba que, de llegar al Gobierno, revisaría “el marco sancionador establecido en la legislación que afecta a la protección de los consumidores para que las multas sean realmente proporcionales a la gravedad de los abusos, y para que contemple el decomiso de hasta diez veces el importe de los beneficios que hayan obtenido las empresas en prácticas fraudulentas”.

Pascual, hoy diputado por Sevilla, argumentó en el momento de dar a conocer la propuesta que “no es razonable que un fraude como el de las cláusulas suelo de Bankia tenga que ser judicializado 17 veces, una por comunidad, cuando es un fraude que nos afecta a todos”.

También insistió en el carácter instrumental de su partido, para quien “organizaciones como Facua, que defienden a los consumidores, son nuestro pie en la calle y sus demandas las llevaremos al Congreso”. Y es que “mientras otros partidos representan los intereses de la banca o las grandes empresas, Podemos representará los de la sociedad civil y organizaciones como Facua en lugar de los del Ibex”. Rubén Sánchez, presente en el acto, celebró la iniciativa, al considerar que una agencia para proteger al consumidor es “cada vez más necesaria, pues en tiempos de crisis se están cometiendo más fraudes y con más dureza que nunca”.