El grupo aéreo germano sostiene que el incremento de las ventas a través de su web en el mercado español compensa una caída menor de las ventas en agencias online y que el canal de agencias de viajes tradicionales se ha mantenido a pesar del recargo de 16 euros que aplica desde septiembre. La compañía prevé elevar un 5% sus pasajeros en las rutas entre España y Europa.

Lufthansa y las aerolíneas de su grupo (Austrian Airlines, Swiss y Brussels Airlines) empezaron a imponer desde el 1 de septiembre un recargo de 16 euros a todos los billetes de sus vuelos que se vendan a través de los sistemas de distribución global de reservas (GDS, por sus siglas en inglés). El grupo germano buscaba impulsar las ventas por sus canales directos y meter presión a Amadeus –el mayor de los GDS- para renegociar los términos de sus acuerdos comerciales.

Y en tierra de nadie, entre el grupo aéreo y la central de reservas, se quedaron las agencias de viajes, que son los principales usuarios de los sistemas de distribución de reservas y los que tienen que elegir entre aplicar el sobrecoste de 16 euros en cada billete que vendan o utilizar una herramienta aún deficiente que ha puesto a su disposición Lufthansa para hacer reservas sorteando los GDS. Pero es que la utilización de esta plataforma les obliga a asumir costes tecnológicos que, según se quejan los minoritas, dañan su competitividad.

Las agencias de viajes insisten en que están desviando clientes de Lufthansa a otras aerolíneas en las rutas en que existen otras opciones, y que están derivando pasajeros fundamentalmente a Iberia y a compañías de bajo coste siempre que es posible para evitar el recargo de 16 euros y/o la web de Lufthansa. Sin embargo, la propia Lufthansa niega la mayor y confirma que sus ventas no se han resentido desde el pasado septiembre.

Según detalla Carsten Hoffmann, director general de Lufthansa para España, durante el pasado año las ventas a través de las agencias de viajes tradicionales (a pie de calle) se mantuvieron a pesar de la nueva política de recargos. Y, aunque reconoce que la comercialización a través de agencias de viajes cayó en el mercado español levemente, el descenso quedó de sobra compensado por el incremento de las ventas directas a través de sus webs corporativas.

“No vemos ningún efecto en las ventas sea atribuible al nuevo recargo. Y no vemos que haya un traslado de las ventas a otras aerolíneas. El año pasado se vendió un poco más a través de nuestra web y un poco menos a través de las agencias online. Una cosa compensa la otra. Y las ventas en las agencias tradicionales se mantuvieron sin cambios, no cambiaron absolutamente nada”, explica el ejecutivo, que prefiere no precisar cuánto suben las ventas en su web ni cuánto bajan en las agencias online. “No hubo ningún cambio sustancial de tendencia a partir de septiembre”, subraya. Así, sin más.

Creciendo en España

El grupo aéreo germano dice no notar efecto alguno de la guerra abierta contra los GDS y, de manera subsidiaria, contra las agencias y presume de que sus cifras crecieron en España el año pasado, y lo harán aún más en 2016. El Grupo Lufthansa (integrado por la aerolínea homónima, Austrian Airlines, Swiss, Brussels Airlines y Eurowings) logró 8 millones de pasajeros en sus rutas desde y hacia España en 2015, lo que supone un incremento del 4%. Y en concreto la aerolínea Lufthansa, cabecera del conglomerado, elevó un 1% sus viajeros en España, hasta los 3,2 millones el año pasado.

Las estimaciones de la compañía pasan por elevar un 5% sus registros en España a lo largo de 2016, con lo que el grupo aéreo rondaría los 8,5 millones de pasajeros este año y la aerolínea Lufthansa rondaría los 3,4 millones de viajeros. Un incremento de la demanda que irá acompasado, aunque ligeramente por debajo, del aumento de oferta.

Y es que las compañías del grupo Lufthansa pretenden elevar un 6% su oferta de vuelos hacia y desde España durante esta temporada de verano, hasta alcanzar los 1.450 vuelos semanales (la aerolínea Lufthansa mantendrá su oferta en los 476 vuelos por semana). Los planes del grupo pasan por lanzar la nueva ruta Alicante-Frankfurt, elevará la oferta hasta un vuelo diario en la conexión Valencia-Frankfurt, y triplicará las frecuencias hasta tres vuelos semanales tanto en Sevilla-Frankfurt como en Sevilla-Munich.