El mercado de las telecomunicaciones empieza a mostrar una cara casi definitiva para los próximos años. Una vez que Vodafone y Orange se han reforzado en el segmento fijo con la compra de Ono y Jazztel, respectivamente, MásMóvil y Yoigo también dejan claro cuáles son sus intenciones.

Hace unas semanas, Yoigo manifestó que pretende ser el cuarto operador en el segmento móvil. Mientras, MásMóvil busca esa misma posición en el fijo. Por lo que respecta a la posición general, pese a lo que digan unos y otros, todavía está por decidir. Además, el operador amarillo, pese a que aseguró hace unos meses que su oferta convergente (móvil, fijo y ADSL -o fibra-) llegaría en el primer trimestre de 2016, todavía no hay noticias claras de cuál será su oferta.

Además, desde MásMóvil tampoco aclaran por el momento si esa oferta convergente tendrá servicios de televisión. Así pues, parece que habrá que esperar un poco. Al menos, lo que sí está claro, tal y como cuenta su consejero delegado, Meinrad Spenger, en un comunicado hablando sobre el décimo aniversario de la compañía, tienen la intención de que haya un “antes y un después en el mercado de la banda ancha” cuando lancen su oferta integral. Será en breve, comenta, pero sin fijar una fecha.

Un cumpleaños con energía

A mediados de febrero de 2006 nacía MásMóvil. Se trataba de dos jóvenes amigos y emprendedores, el austríaco Meinrad Spenger y el noruego Christian Nyborg, que constituían en Madrid con sus ahorros una compañía que pretendía discutir el “statu quo” del mercado tradicional de la telefonía móvil.

Ahora, 10 años después, el Grupo MásMóvil es, según cuenta la propia compañía, un operador integral de telecomunicaciones con servicios de telefonía fija, móvil y banda ancha a nivel nacional, con una cifra de negocio cerca de 150 millones de euros y una capitalización bursátil de 230 millones de euros.

Según señala el propio Spenger, “cuando nacimos hace diez años hubo gente que nos dijo que ‘éramos unos flipados’, que a dónde íbamos. Pero nosotros sabíamos que había espacio para nuevos actores y que los usuarios demandaban otro tipo de operadores más ágiles, económicos y cercanos”

El nacimiento de MásMóvil fue posible gracias a las aportaciones personales de Nyborg y Spenger, pero pronto entraron a inyectar capital “business angels” como Javier Vega de Seoane (actual presidente del Círculo de Empresarios), Eduardo Díez-Hochleitner (actual presidente de MásMóvil), Raimo Lindgren (Expresidente de Ericsson España) o José María del Águila (Expartner de McKinsey y jefe de Meinrad Spenger). “El primer aval de medio millón de euros lo firmé con garantías personales” recuerda Spenger.

Ahora, tras el camino recorrido como operador móvil virtual, llega la hora de pelear con los grandes. Al menos ese es su objetivo. Ya no quiere ser un arengador del mercado, alguien que grita tener unos precios baratos. Quiere jugar en el recreo con los mayores. No será fácil, esos mayores tienen el 90% de cuota de mercado en el segmento fijo, y el 85% en el móvil.